10 de abril de 2013 / 11:22 a.m.

Washington • El gobierno de Estados Unidos considera que Corea del Norte puede lanzar alguno de sus misiles balísticos en cualquier momento, ya que las informaciones de inteligencia más recientes revelan que es probable que el gobierno norcoreano haya completado los preparativos, dijo ayer la Casa Blanca.

El vocero presidencial Jay Carney se refirió ante la prensa a la declaración del Comité norcoreano para la Paz en Asia Pacífico que en un comunicado aseguró que “"la península coreana se dirige hacia una guerra termonuclear"”, y que “"en caso de que haya una guerra, no queremos que extranjeros que viven en Corea del Sur resulten heridos"”.

Por lo mismo, recomendó a “"todas las organizaciones internacionales, empresas y turistas que se preparen a medidas de evacuación"”.

Pero ni el vocero Carney ni su par del Departamento de Estado, Patrick Ventrell, se mostraron tensos al respecto y más bien el primero calificó la afirmación de “"retórica inútil que no hará más que aumentar las tensiones"”.

“"Este tipo de retórica solo aísla aún más a Corea del Norte de la comunidad internacional"”, insistió Carney antes de reiterar que su gobierno sigue tomando medidas preventivas.

Detalló que prosiguen los movimientos de reposicionamiento del equipamiento de defensa de misiles de EU, así como los vuelos de reconocimiento para que tanto la defensa de su país como la de sus aliados “"esté asegurada"”.

Precisamente ayer, el comandante Samuel Locklear, el más alto mando de la Armada estadunidense en el Pacífico, dijo que las amenazas de Corea del Norte son “"claras"” y apuntan de manera “"directa a la seguridad nacional de Estados Unidos y a la paz y estabilidad regionales"”.

Locklear, quien compareció ayer ante el Comité de Servicios Armados del Senado, advirtió de que los movimientos de las últimas semanas ejecutados por Corea del Norte “"subrayan la necesidad de una defensa antimisiles eficaz"”, aunque se mostró satisfecho con la preparación de EU ante un eventual ataque.

A su vez, el jefe de las Naciones Unidas, el surcoreano Ban Ki-moon, advirtió que el nivel de tensión en la península es “"muy peligroso"” y un pequeño incidente puede desatar “"una situación incontrolable"”.

Ban hizo estas afirmaciones tras entrevistarse con el papa Francisco en el Vaticano.

“"El actual nivel de tensión es muy peligro. Un pequeño incidente, causado por un cálculo o un juicio equivocado puede desatar una situación incontrolable"”, dijo.

Por ello, pidió a Corea del Norte que “"frene las provocaciones"” y acepte reabrir el complejo industrial de Kaesong, cuyas actividades quedaron suspendidas con la retirada de los 54 mil trabajadores norcoreanos del único proyecto conjunto activo entre el Norte y el Sur, divididos artificialmente tras la guerra de 1950-53.

El gobierno de Estados Unidos ha fortalecido su defensa en el Pacífico con el envío de destructores y sistemas antimisiles, y considera que Norcorea podría lanzar un misil alrededor del 15 de abril, para otro aniversario del nacimiento del fundador del Estado norcoreano, el mítico Kim Il-sung.

ClavesMéxico, por desarme

En La Haya, un grupo de 10 países pro desarme, entre ellos Alemania, México, Holanda y Chile, rechazaron la “"retórica bélica"” de Norcorea y apoyaron a Japón, que ha dispuesto medidas de seguridad interna.

Reunidos ayer en Tokio, los países de la Iniciativa de No Proliferación y Desarme, creada en 2010, dieron su apoyo a Japón ante la tensión en el área, en aumento desde hace varios meses.

También en México, el Senado exhortó a Norcorea “"al diálogo y la negociación"” para evitar una guerra que nadie desea y de manera unánime los legisladores se pronunciaron “"contra la guerra y por la paz mundial"”.

AGENCIAS