8 de marzo de 2013 / 02:20 p.m.

Corea del Norte desaparecerá de la faz de la Tierra si se atreve atacar a Corea del Sur con una bomba nuclear, advirtió hoy el Ministerio de Defensa surcoreano en una inusual declaración que se asemeja a las que realiza el régimen de Pyongyang.

""Digo esto como un miembro de la raza humana, si Corea del Norte ataca al Sur con armas nucleares, el régimen de Kim Jong-un desaparecerá de la faz de la Tierra por la voluntad de la humanidad"", afirmó el portavoz del Ministerio de Defensa, Kim Min Seok.

Pyongyang ha incrementado las tensiones en la península coreana con amenazas diarias de ataques, en respuesta a las nuevas sanciones aprobadas por el Consejo de Seguridad de la ONU por la prueba nuclear del mes pasado.

""A pesar de que las bombas atómicas fueron utilizadas dos veces en el pasado para poner fin a la Segunda Guerra Mundial, si la bomba nuclear ataca a una sociedad libre y democrática, como Corea de Sur, la humanidad no lo perdonaría"", manifestó Kim.

El Ejército de Corea del Norte ha llevado a cabo ejercicios militares con una intensidad sin precedentes, movilizando submarinos, aviones de combate y fuerzas especiales, comentó Kim en rueda de prensa, de acuerdo con la agencia informativa Yonhap.

Las declaraciones del vocero se producen cuando Pyongyang anunció horas antes que Corea del Norte cortará su línea telefónica directa con Seúl y anulará los acuerdos bilaterales de no agresión.

En medio de las crecientes tensiones por la prueba nuclear norcoreana del mes pasado, el régimen comunista anotó que ""abolirá todos los acuerdos de no agresión, alcanzados entre el Norte y el Sur"".

Aunque sin nombrarlo las autoridades norcoreanas se refirieron al Acuerdo de Armisticio que se refiere al acuerdo de cese el fuego que puso fin a la Guerra de Corea de 1950-53.

El Comité para la Unificación Pacífica de Corea del Norte, un organismo de propaganda contra Corea del Sur, señaló en un comunicado que Pyongyang cerrará el canal de enlace de Panmunjom entre el Norte y el Sur.

La presidenta surcoreana Park Geun-hye prometió este viernes hacer frente enérgicamente a las provocaciones norcoreanas, ya que las tensiones en la península dividida se han intensificado considerablemente.

""Corea del Norte siguió adelante con una prueba nuclear y el desarrollo de misiles de largo alcance, y está amenazando con anular el Acuerdo de Armisticio", señaló Park, quien agregó que "haré frente enérgicamente a las provocaciones de Corea del Norte"".

EFE