EDUARDO GUTIÉRREZ
20 de noviembre de 2017 / 07:50 a.m.

CIUDAD DE MÉXICO.- El público que esperó desde el sábado para ver en directo a Green Day vio cumplido el anhelo minutos después de las 22 horas.

En el escenario Corona la banda de Berkeley, California, liberó la potencia de su pop punk, un vistoso set de luces y pirotecnia, pero lo que terminó de generar euforia fue un “¡Viva México!”, en claro español de parte de Billie Joe Armstrong.

Con una bandera del país en alto, el vocalista pidió armar una fiesta no política, en la que las mentiras o la corrupción no tuvieran lugar. Aseguró además que este es su último show de 2017 en México, porque es el mejor. Pidió un alto a la homofobia, la guerra y dedicó unas palabras a Trump”.

Para ese momento, El Corona Capital ya había logrado su objetivo: convocar a 170 mil personas, de acuerdo a organizadores, durante sus dos días de actividades, cifra esperada por Guillermo Parra, director de negociación y eventos de Ocesa, aunque por debajo de los 190 mil que estimó Alejandro Calvillo, uno de los fundadores del encuentro musical internacional.

Cuando el sol caía en la Curva 4, la sensualidad de la londinense Dua Lipa se apropió de la atención de jóvenes que corrieron desde el punto en el que estuvieran para ser parte de la fiesta que armó en el Corona Light. El Synthpop de la también compositora logró una emoción que poco se vio el sábado y ayer ya con más regularidad, durante su debut en CdMx.

“¡México, te amo!”, soltó en perfecto español la originaria de Kosovo, que con su melena al viento, sus entallados leggings y corta blusa que dejaba ver su cuidado abdomen, ambos en amarillo; enamoró a hombres y mujeres por igual.

Éxitos como “Hotter Than Hell”, “Blow YouTube Mind (Mwah)” y “Scared to Be Lonely”, fueron los que interpretó Lipa.

Antes de despedirse, entre saltos mostró una bandera mexicana y regaló “Be the One”.

La carrera siguió, pero ahora para ver a The Drums en el escenario principal. La banda de Surf Rock congregó a una nutrida audiencia.




jeem