22 de mayo de 2013 / 01:09 p.m.

Washington DC -Baltimore • La Asociación de Corresponsales de la Casa Blanca se declaró hoy preocupada por el comportamiento "demasiado agresivo" del Gobierno del presidente Barack Obama hacia los periodistas, ejemplificado en los casos de espionaje a la agencia AP y a un profesional de la cadena Fox News.

Esos dos casos plantean "serias preguntas" sobre "si nuestro Gobierno se ha vuelto demasiado agresivo en el seguimiento de los movimientos de los periodistas, sus registros telefónicos e incluso sus correos electrónicos personales", explicó en un comunicado el presidente de la asociación, Ed Henry.

"Los periodistas no deben ser amenazados con ser procesados por el simple hecho de hacer su trabajo", agregó. Ése parece ser el caso de James Rosen, corresponsal jefe en Washington de Fox News e investigado por el Departamento de Justicia y el FBI.

Rosen fue investigado en 2010 después de publicar una información en la que decía que Corea del Norte estaba preparando un ensayo nuclear. El sospechoso de ser la fuente de Rosen es el ex funcionario del Departamento de Estado Stephen Jin-Woo Kim, que está siendo investigado bajo la llamada Ley de Espionaje.

Según The Washington Post, el agente del FBI encargado de obtener la orden judicial para vigilar el correo electrónico de Rosen justificó la medida en que el periodista era "por lo menos, cómplice o colaborador" delictivo por sus contactos con el exfuncionario.

La revelación sobre el espionaje al periodista de Fox News, un canal muy crítico con el Gobierno de Obama, se dio después de que se conociera que el Ejecutivo también obtuvo, en secreto, registros telefónicos de periodistas de la agencia de noticias Associated Press (AP) en la investigación de otra filtración.

La Asociación de Corresponsales expresó en el comunicado su "solidaridad" con los periodistas afectados y declaró que "no hay nada más sagrado" para la profesión que el principio de la libertad de prensa. "Y en cuanto a la Administración, en última instancia lo que importa más en estos casos es la acción y no las palabras", concluyó Henry.

EFE