MULTIMEDIOS DIGITAL
31 de octubre de 2017 / 11:11 a.m.

ESPECIAL.- El pasado viernes por fin llegó a las salas de cine mexicanas una de las películas más esperadas del año: Coco, una oda que hizo Pixar al Día de Muertos.

La película, que ha sido aclamada por la crítica, cuenta la historia de Miguel, un niño que viaja al mundo de los muertos. Para lograrlo, sus directores Adrian Molina y Lee Unkrich hicieron una investigación de la festividad hasta que, seis años después, tuvieron como resultado una cinta emotiva que seguramente te sacará unas cuantas lágrimas.

Pero, como es tradición de Pixar, cada una de sus películas está acompaña por un corto que se proyecta antes del largometraje. Gracias a esto, hemos podido ver hermosos trabajos como La Luna o el ya clásico viejito que juega ajedrez.

Lamentablemente, el corto escogido para acompañar a Coco no le hace honor a la película que le seguirá, o al menos eso creen los usuarios de redes sociales.

Con una duración de 21 minutos, La aventura congelada de Olaf hizo que más de uno se preguntara si estaba en la sala correcta, mientras que otros recomiendan llegar casi 30 minutos después de lo estipulado en el boleto para evitar ver el corto que cuenta cómo el muñeco de nieve ayuda a Anna y a Elsa a encontrar una tradición navideña.


Otros vieron al corto de Pixar como una oportunidad para descansar previo a Coco o incluso, ir al baño o a comprar más palomitas.



jeem