NOTIMEX
24 de marzo de 2017 / 10:35 a.m.

MÉXICO.- Emilio Portes, Lex Ortega, Lisette Morelos, Jorge Michel Grau, Rigoberto Castañeda, Agustin Tapia y Henry Bedwell son algunos de los miembros del Sindicato del Terror, movimiento creado con la finalidad de promover y difundir el género de horror.

Unos 16 cineastas, productores y guionistas amantes del género presentaron esta iniciativa que será conocida como Sindicato del Terror (SDT), con la cual piensan no sólo desarrollar filmes sino también explorar el terreno de las series.

Acompañados de todos los miembros del SDT, los cineastas Rigoberto Castañeda (Kilómetro 31), Henry Bedwell (Más negro que la Noche) y Diego Cohen (Luna de Miel) fueron los encargados de explicar cómo funcionará esta asociación que pretende ser una especie de sello de calidad.

Aunque saben que México aún hay mucha apatía hacia el género, los realizadores han emprendido esta iniciativa en la que también tendrá cabida la generación e impulso de nuevos talentos.

Castañeda explicó que es un proyecto interesante en el que también están abriendo las puertas a nuevas generaciones que como ellos desean llevar sus ideas al público.

"Apoyaremos todo género o subgénero de horror indistintamente si es artístico o comercial", apuntó el realizador. Ofrecen una serie de talleres en el Centro de Capacitación Cinematográfica, lo cual no se había realizado antes.

Además apoyarán la realización de materiales pertenecientes al género, por lo que dos veces al año lanzarán convocatoria para guiones que serán seleccionados.

Sostuvo que no habrá censura hacia los trabajos, ni se buscará copiar el estilo de algunos de los miembros ya que buscarán siempre el enriquecimiento mutuo.

Detalló que la asociación trabaja sobre cinco puntos: educación, difusión, financiamiento, distribución y producción.

El SDT es una generación de especialistas que hará cine de horror, hecho en México y todos sus miembros estarán involucrados en la creación de proyectos relacionados con el género.

Cine
"Kilómetro 31", de Rigoberto Castañeda. | LEMON FILMS