13 de julio de 2013 / 05:32 p.m.

Washington • El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, urgió hoy al Congreso a acelerar la aprobación de un reforma migratoria que, dijo, se traducirá en un crecimiento económico del 5.0 por ciento en las próximas dos décadas.

El mandatario calculó que la legalización significará una aportación de mil 400 millones de dólares.

En su mensaje sabatino a la nación, Obama comentó que los trabajadores indocumentados, alrededor de 11 millones de personas, aportarán 850 mil millones de dólares en pagos de impuestos en las próximas dos décadas.

Enfatizó que esas cifras son de la Oficina de Presupuesto del Congreso, que es una institución apartidista.

El presidente utilizó los datos económicos ante la posición de la mayoría republicana en la Cámara de Representantes, la cual al recibir la propuesta aprobada por el Senado indicó que primero debe reforzarse la vigilancia fronteriza para mejorar la economía.

En respuesta a otros argumentos de la bancada republicana, el jefe de la Casa Blanca destacó que la reforma es un tema importante para los latinos en el país.

"Siempre hemos sido una nación de inmigrantes; eso ha generado una dinámica fuerza laboral, llevando a nuestros negocios a la vanguardia y convertir nuestra economía en la más sólida del mundo", dijo el mandatario.

Agregó que, "sin embargo, bajo el sistema actual, hay demasiados inmigrantes brillantes y trabajadores que se les impide contribuir a ese éxito".

Dijo que Estados Unidos ha debatido este asunto más de una década, desde que el presidente George Bush propuso los términos generales de la reforma migratoria.

"De hecho, el presidente Bush pronunció la semana pasada un discurso en el que expresó su esperanza de que una iniciativa integral y bipartidista pudiera convertirse en ley", comentó Obama.

"Si los demócratas y los republicanos, incluidos los presidentes Bush y Obama, pueden llegar a un acuerdo sobre algo, estamos en buen camino", manifestó.

NOTIMEX