ALBERTO SANTOS | @ALBERTO_SANTOS
8 de octubre de 2016 / 12:34 a.m.

MONTERREY.- Una noche llena de sorpresas, mucha música y gratos recuerdos fue lo que ofreció Carlos Rivera en la ciudad de Monterrey.

El cantante presentó su gira Yo Creo, una producción que se ha convertido en la más ambiciosa de toda su trayectoria. Aquí, retoma sus inicios, desde el programa La

Academia, hasta su última producción discográfica donde logra consolidar su carrera profesional.

Ni la fuerte lluvia que se dejó sentir horas antes del concierto frenó a los fans que disfrutaron de un recital de más de dos horas.

Fue en punto de las 22:00 horas cuando las luces del Auditorio Banamex se apagaron para darle paso a un impresionante show. Al sonido de “Quedarme Aquí”, el originario de Tlaxcala salió al escenario en medio de ensordecedores gritos de las fanáticas que esperaban verlo.

La noche continuó con temas como “Quizás, Quizás, Quizás”, “Amar y Vivir”, “Gracias a Ti”, “Por Ti” y “Te me Vas” sólo en la primera parte de este espectáculo.

El público ovacionó en diversas ocasiones al cantante, quien tuvo que detener el concierto por algunos minutos.

La producción fue llamativa: una serie de pantallas colocadas en forma de telón dieron varios ambientes a la noche.

“Monterrey, ¿Cómo están? Pasó mucho tiempo para poder llegar con 'Yo Creo' con todos ustedes. Pero estamos aquí y nos la vamos a pasar muy bien”, comentó al publico.

Fueron un total de cuatro cambios de vestuario los que utilizó el cantante, mientras que seguía consintiendo al público.

Un momento destacado, fue el acústico, en donde demostró todo el potencial de su voz con temas como “No soy el Aire”, “La Mitad” y “Cambiar de Ópinión”.

El concierto se convirtió en una montaña rusa de sentimientos, desde lo romántico hasta lo bailable. La noche cerró con broche de oro con temas como “Fascinación”,

“Cómo Pagarte” y “Deja Amarte”, con la cual se despidió en medio de un espectáculo de pirotecnia.