24 de enero de 2013 / 02:28 p.m.

La francesa Florence Cassez, liberada el miércoles después de siete años de prisión en México, llegó a Francia este jueves a 13:38 (12:38 GMT).

Cassez, acusada de secuestro en México, consideró que el fallo de la Corte, que decidió ponerla en libertad, es equivalente a su declaratoria de inocencia. ""Creo que fui declarada inocente por la corte que decretó mi libertad total y absoluta"", dijo Florence Cassez a la televisora privada BFM a su llegada al aeropuerto Charles de Gaulle de París esta tarde local.

Tras descender del avión, Cassez sonreía y saludaba a las numerosas cámaras que la esperaban en la terminal. Su llegada fue cubierta en vivo por diversas cadenas de televisión de Francia y descrita como el regreso de alguien agraviado por un sistema legal corrupto.

En contraste, ayer los familiares de las víctimas de secuestro le gritaron "asesina" a su salida de la prisión de la capital mexicana en la que Cassez estuvo recluida.

Cassez, de 38 años, que dejó México el miércoles por la noche poco después de que la Corte Suprema ordenara su liberación, estaba acompañada por su padre y por su abogado francés, Frank Berton. Cassez viajó a bordo de un avión de Air France que aterrizó en el aeropuerto Roissy-Charles-de-Gaulle a las 13:38 (12:38 GMT).

En el aeropuerto su mamá la esperaba, así como parte de su comité de apoyo en Francia y otros familiares.

— AGENCIAS