16 de mayo de 2014 / 02:32 a.m.

México. — Cristian Castro dejó de lado las baladas para darle paso a Lügh Draculea, el seudónimo con el que se presenta con la banda La Esfinge.

El astro del pop latino dijo sentirse seguro de entrar de lleno en el mundo del rock, del cual ha sido admirador por décadas, pero que nunca había interpretado profesionalmente.

"El miedo es lo que no debe acompañar a un cantante, creo que en este momento muchos de mis compañeros tienen miedo", apuntó en conferencia de prensa el jueves en la Ciudad de México. "Yo no tengo miedo a quedarme mal yo mismo...yo tengo esta dualidad en mi vida gracias a una luz que me alumbró de dos maneras, la manera romántica y la rockera".

El grupo se presentaría en su primer concierto completo el jueves por la noche en el foro Plaza Condesa de la capital mexicana, tras una breve intervención en el festival Vive Latino, y el próximo martes lanzará en formato físico su álbum debut, "El cantar de la muerte", editado por Sony Music. En formato digital el álbum ya está a la venta.

El disco fue producido por el canadiense David Bottril, ganador de tres Grammy, quien también ha trabajado con bandas como Tool (de la que Castro es un admirador declarado), Placebo, The Smashing Pumpkins, Peter Gabriel y Muse.

"Este disco ya tenía que haber salido hace por lo menos 10 años y todo puede pasar. Sin embargo, creo que va a pasar algo bueno porque yo siempre hago con una pasión muy grande todo lo que interpreto... y La Esfinge es para mí una pasión muy grande ", dijo Castro, quien además de cantar toca la guitarra en el grupo.

Definido por el cantante como un grupo de rock alternativo, La Esfinge está completada por el ex Maná y ex Jaguar César López "Vampiro" en la guitarra, Luis Quintero en la batería y Alexei Torres en el bajo.

"Invito a la gente que lo escuche sin prejuicios, de repente hay mucho morbo por esta cuestión de que Lügh viene del pop, (pero) a nosotros los rockeros nos encantan las baladas también, no encanta Juan Gabriel, nos encanta José José", dijo López, quien calificó el disco de La Esfinge como uno de los mejores en su prolífica carrera.

Castro dijo que el álbum estaba dedicado a la fallecida diva del rock mexicano Rita Guerrero, a quien rendirían homenaje en su concierto.

"En el rock se habla mucho del lado obscuro, a nosotros nos ha invadido eso, y así como Rita Guerrero hablaba bonito de la muerte y la trataba de seducir, de hablar con ella, de tocarla, de que fuera su amiga, así queremos hablarle en 'El cantar de la muerte''', dijo.

Sobre su seudónimo, Castro explicó con humor que lo eligió porque Draculea "culea y culea".

"Me gusta Lügh Draculea y así se va a quedar, no es que voy a ir cambiando todos los discos de nombre, ese es el cantante de este grupo".

Próximamente La Esfinge se presentará en Zacatecas, México, y lanzará el video de su sencillo "Beso negro" que llega tras "Purgatorio", el cual ha causado revuelo en las redes sociales.

AP