5 de septiembre de 2013 / 01:54 p.m.

Buenos Aires • La presidenta argentina, Cristina Fernández, aseguró hoy que su Gobierno es blanco de ataques y de difamación y que existe un "círculo" de personas que intentan destituirle.

 

Al arribar a San Petersburgo para la cumbre del G-20, Fernández hizo referencia a través de la red social Twitter a las declaraciones que el alcalde de Buenos Aires, el opositor Mauricio Macri, hizo el domingo pasado al diario Perfil.

 

En esa entrevista, Macri habló de la existencia de un "círculo rojo", integrado "por personas del mundo del pensar y del hacer" que alentaron, de cara a las primarias de agosto pasado, una alianza electoral entre el Pro, que lidera Macri, el Frente Renovador de Sergio Massa y el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli, que finalmente no se concretó.

 

"Las declaraciones del jefe de Gobierno de la ciudad en Perfil  del domingo sobre la existencia de un círculo rojo son más que interesantes. ¿No las leíste? Personas muy influyentes que le hablaron para 'frenar al kirchnerismo'. Elegante eufemismo de destitución del Gobierno", sostuvo Fernández.

 

A pesar de que Macri no reveló los nombres de los miembros de ese "círculo rojo", la presidenta dijo que son "viejos y nuevos políticos".

 

"Me gustaría que dijera los nombres. Aunque al menos para mí no es necesario. Basta leer diarios, escuchar radio o mirar televisión, conocer los personajes y tener memoria. Viejos y nuevos políticos que fueron parte de la Argentina 2001, 2002, y del '90 también", dijo Fernández.

 

La presidenta habló de "banqueros, dueños de medios, sus loros mediáticos, gurúes económicos,empresarios monopólicos, dirigentes sindicales 'quema urnas'", "expertos en bloqueos, saqueos y otras yerbas".

 

"En fin, nada nuevo bajo el sol, una vez más los intentos destituyentes. Nunca en los 30 años de democracia hubo un gobierno al que se atacara, difamara e insultara, como el que me tocó encabezar desde el año 2007", dijo la mandataria. En respuesta a Fernández, Macri afirmó hoy en declaraciones radiales que la presidenta "vive denunciando intentos de desestabilización".

— EFE