20 de abril de 2013 / 09:28 p.m.

Las elecciones provinciales en Irak, las primeras desde el retiro militar de Estados Unidos del país, concluyeron hoy sin incidentes mortales, pero sí con varias explosiones menores que dejaron cuatro heridos.

Las casillas de votación cerraron a las 17:00 horas locales (14:00 GMT), confirmó Mekdad Sharifi, portavoz de la Comisión Electoral de Irak, quien anunció que ya inició el conteo de las papeletas, de acuerdo con reportes de la agencia nacional de noticias NINA.

Sharifi señaló que los resultados preliminares de los comicios serán anunciados en las próximas horas, pero no hizo mención de la denuncia del partido Iraqiya Slate sobre numerosas irregularidades en el distrito de Dora, en el sur de la capital Bagdad.

Tras el cierre de casillas, la legisladora Wihdah Jumaili, de Iraqiya Slate, declaró esta tarde en conferencia de prensa que hubo algunos inconvenientes que entorpecieron la votación a una gran proporción de electores.

Pese a la serie de atentados perpetrados en los últimos días, la jornada electoral transcurrió en relativa calma, pues aunque no se registraron incidentes mortales, algunos centros de votación fueron escenario de ataques con pequeñas bombas y proyectiles de morteros.

Tres electores y un policía resultaron heridos por dos proyectiles de mortero lanzados en una escuela, acondicionada como centro de votación en Latifiya, al sur de Bagdad, poco después del inicio de la elección.

Otros explosivos pequeños fueron detonados en casillas de Tuz Khurmato, Tikrit y Samarra, en el norte, y seis más en un pueblo cercano a la sureña ciudad de Hilla, sin que se produjeran heridos, informó la policía iraquí.

Las autoridades iraquíes determinaron el cierre de todos los pasos fronterizos del país para tratar de evitar mayores riesgos a la seguridad durante los comicios, a los que estaban convocados más de 13 millones de ciudadanos.

La jornada electoral de este sábado fue la primera desde que Estados Unidos retiró a sus tropas del país, por lo que la seguridad era clave tras el reciente aumento de los ataques sectarios que dejaron más de un centenar de muertos en la última semana.

Entre las víctimas mortales de la reciente violencia se encuentran 14 candidatos.Sólo 12 de las 18 provincias del país celebraron elecciones este día, ya que de las seis restantes, en dos las autoridades dijeron que no podrían garantizar la seguridad y en las otras cuatro hubo desacuerdos políticos que lo impidieron.

Más de ocho mil candidatos contienden por 378 escaños y, aunque los resultados no influirán en el gobierno central iraquí, conducido por chiitas, el proceso de este sábado servirá para medir la fortaleza de los partidos políticos de cara a las parlamentarias de 2014.

Notimex