29 de mayo de 2013 / 09:33 p.m.

La Habana • El viceministro de Comunicaciones de Cuba, Wilfredo González, dijo que “no hay otras limitaciones que no sean tecnológicas y financieras” para llevar el servicio de internet a los hogares cubanos, contrario al criterio de la oposición de que sería “por control político”.

En declaraciones al diario oficial Granma, González agregó que “está previsto que los cubanos puedan tener conexión en sus casas”, aunque, puntualizó, que “en las actuales circunstancias, la prioridad la tendrán los puntos de acceso colectivos, para lograr con menos inversiones llegar a un mayor número de personas”.

El Estado es el único proveedor de estos servicios en la isla, donde se registra uno de los porcentajes de conexión a la red más bajos de América Latina.

González hizo estas declaraciones 24 horas después de que se anunciara la próxima entrada en operaciones de 118 nuevas salas públicas de navegación por internet, pero a un costo de conexión equivalente a cuatro 50 dólares la hora, lo cual ha generado más insatisfacciones que alegría, constató MILENIO en La Habana.

Para el mayoritario sector de empleados estatales, cuyo ingreso promedio mensual ronda los 20 dólares, “todavía es abusiva” la tarifa anunciada, según respondieron cubanos consultados.

Hasta ahora funcionan 200 sitios públicos, en los que se cobra a 6 dólares la hora de conexión.

González dijo que se “estudiará” una rebaja en “la medida que se pueda ir recuperando las inversiones realizadas, principalmente en infraestructura de conectividad, plataformas informáticas y el costo de las conexiones internacionales”.

En tanto, para el emergente sector privado y cooperativo, con capacidad de pagar el servicio a los precios anunciados, la aspiración principal radica en contar con internet en sus negocios o en sus casas.

En la actualidad solo un reducido número de profesionales cubanos tiene acceso al servicio desde sus hogares, mientras paralelamente funcionan redes clandestinas, a un precio de conexión inferior al establecido por el Estado.

La baja conectividad, el uso público y la escasa conexión wifi, son características de este servicio en Cuba, donde todavía impera la conexión telefónica.

El viceministro dijo también que el incremento de los servicios de internet se debe a la entrada en operaciones de un cable submarino de fibra óptica traído a un costo millonario desde Venezuela. Cuba no puede conectarse a otros cables que la rodean debido al bloqueo de Estados Unidos.

 — MANUEL JUAN SOMOZA