29 de julio de 2013 / 01:20 p.m.

 

El Comité sobre la Eliminación de la Discriminación de la Mujer de Naciones Unidas manifestó su preocupación porque Cuba no reconoce la existencia de la explotación de la prostitución.

También indicó que hay falta de datos estadísticos, desglosados por sexo y área geográfica, sobre el tráfico y la explotación de la prostitución en el informe que al respecto presentó el país caribeño a principios de mes.

Hizo notar la falta de esfuerzos en la prevención de la prostitución, para abordar sus causas profundas, así como de protección y de servicios disponibles para las víctimas de esa forma de explotación.

El Comité instó a Cuba a que aplique plenamente el artículo 6 de la Convención el cual subraya que los Estados Partes tomarán todas las medidas apropiadas, incluso de carácter legislativo, para suprimir todas las formas de trata de mujeres y explotación de la prostitución de la mujer.

Pidió la realización de estudios y encuestas sobre esa actividad, y que en su próximo informe ofrezca información actualizada que incluya la trata de mujeres y niñas.

Le instó a que aumente los esfuerzos encaminados a la cooperación internacional, regional y bilateral para prevenir la trata de personas mediante el intercambio de información mediante la armonización de los procedimientos legales para perseguir a los traficantes.

Además, le invitó a que aborde las causas profundas de la trata y la prostitución, sin el estigma que conlleva, con el fin de hacer frente a la vulnerabilidad de las niñas y mujeres con respecto a la explotación sexual y la trata.

Asimismo recomendó que garantice la rehabilitación y la integración social de las víctimas, proporcionándoles refugio y asistencia.

El Comité de la ONU en sus conclusiones finales, también se refirió a la urgencia de que el gobierno cubano asegure que las mujeres tengan un acceso efectivo a la justicia, incluso mediante la prestación de programas de protección de las víctimas y de la asistencia jurídica gratuita.

CEDAW recomendó a Cuba establecer un mecanismo de denuncia y garantizar que las mujeres tengan un acceso fácil y seguro a ese mecanismo para denunciar la discriminación y violaciones de sus derechos.

Y le invitó a considerar el establecimiento de una institución nacional de derechos humanos independiente, de conformidad con los Principios de París, ""con un fuerte mandato sobre temas de la mujer"".

Notimex