21 de mayo de 2013 / 11:32 a.m.

La Habana • Los viajeros que lleguen a Cuba podrán ingresar equipos eléctricos de alto consumo como cocinas, acondicionadores de aire y hornos de microondas, al ser levantada desde ayer una prohibición vigente desde 2005, según una resolución de la Aduana General.

“"La importación sin carácter comercial por personas naturales de los equipos electrodomésticos y ciclomotores eléctricos (es autorizada) siempre que su valor y cantidad se correspondan con los límites establecidos en la legislación vigente"”, dice la resolución, firmada por el jefe de la Aduana, Pedro Pérez.

“"Resulta necesario actualizar (la norma de 2005), por ser de beneficio y ampliación de las posibilidades de los viajeros y demás personas naturales que importen mercancías"”, añade la resolución, publicada en la Gaceta Oficial.

Los viajeros —o cualquier cubano o extranjero residente— podrán ingresar al país hasta dos acondicionadores de aire cuya capacidad no exceda una tonelada; hasta dos cocinas eléctricas y hornillas de vitrocerámica cuyo “"consumo eléctrico no exceda mil 500 watts, por foco"”, según la resolución.

También, hasta dos hornos eléctricos o de microondas cuyo consumo no exceda los dos mil , e igual número de duchas eléctricas, freidoras, calentadores de agua, planchas y tostadoras de pan.

Muchas familias cubanas reciben “"remesas"” en especie enviadas por parientes que viven en el exterior, principalmente en Miami (Florida, EU), que llegan por carga aérea o marítima. Se estima que estos envíos suman cientos de millones de dólares anuales, aunque no hay cifras oficiales.

La prohibición de la importación de esos equipos fue motivada por una aguda crisis energética que sufrió la isla en 2004, que obligó a la reparación de sus principales centrales termoeléctricas.

También se estableció en esa época un programa para reducir el consumo, que el entonces presidente Fidel Castro denominó “"revolución energética"”, a partir de la sustitución de bombillas y viejos refrigeradores y acondicionadores de aire soviéticos por modelos chinos de menor consumo.

Exilio arropa a la oposición

Mientras, el exilio cubano en Miami arropó ayer a relevantes figuras de la disidencia en una jornada en la que se celebró, como todos los años, la independencia de Cuba en 1902.

“"(La independencia) se está celebrando acá, pero en Cuba no se puede. No hay independencia ni libertades"”, dijo Berta Soler, líder de las Damas de Blanco, que recibieron un homenaje en la simbólica Torre de la Libertad de Miami.

También estuvo presente el periodista Guillermo Fariñas, otro miembro de la disidencia pacífica dentro de la isla

“"No se percatan del simbolismo que han dado a los hombres machistas y anticomunistas. Quisiera reconocerles ese mérito, el de convertirse en objetivo del gobierno cubano"”, elogió a las Damas de Blanco el opositor, conocido sobre todo por las numerosas huelgas de hambre.

Ambos opositores están en Miami gracias a la reforma migratoria que aplicó el gobierno de Raúl Castro en enero y que ha permitido la salida de relevantes figuras de la oposición como ellos y la bloguera Yoani Sánchez.

Claves

Sean Penn media

- El actor estadounidense Sean Penn llamó a su gobierno a considerar liberar a “"uno o más"” de los cuatro agentes cubanos presos a cambio de que Cuba libere al contratista Alan Gross.

- ”"Sería un paso muy positivo negociar la liberación de uno o más de ‘Los Cinco’ cubanos"”, dijo Penn en audiencia ante el subcomité de Derechos Humanos de la Cámara de Representantes en Washington.

- Penn añadió que Estados Unidos debe dar un “"gran giro"” hacia países como Cuba, Bolivia o Venezuela, que tienen “"preocupaciones sobre el intervencionismo”, para evitar “"liderazgos desafiantes"”.

AGENCIAS