14 de abril de 2013 / 12:34 a.m.

Venezuela vivirá el domingo los comicios presidenciales más decisivos de su historiareciente y en Cuba, tema permanente en esa campaña electoral, los isleños rezan, mientras el gobierno y sus seguidores confían en que Nicolás Maduro ganará y mantendrá el suministro de petróleo, con facilidades de pago, puesto en marcha por el extinto Hugo Chávez.

Los medios nacionales apuestan por la continuidad del chavismo, apoyados en informes de cientos de cubanos que trabajan oficialmente en Venezuela, al tiempo que recuerdan que fue el candidato opositor, Henrique Capriles, quien encabezó el intento de asalto a su embajada en Caracas, durante el golpe de Estado de hace doce años.

Los diarios Granma y Juventud Rebelde  destacaron hoy el ambiente de crispación que vive Venezuela, subrayando el segundo que ante “el gran antagonismo político” que se registra en el país, lo único que puede evitar la confrontación después del domingo, es que los contendientes confíen en el Consejo Nacional Electoral y acepten los resultados de los comicios.

No obstante, los medios cubanos no han profundizado en el impacto que tendría en la isla una derrota de Maduro o una situación de ingobernabilidad en Venezuela, si el candidato de la derecha rechaza una victoria de los chavistas.

Nadie olvida en Cuba los apagones de hasta 16 horas diarias que padeció la isla cuando otro aliado, la extinta Unión Soviética, dejó de suministrarle petróleo a precios preferenciales a finales de los años 90 de siglo pasado. Desde 2008, en el país caribeño se realizan cambios económicos, pero todavía no han logrado disminuir la dependencia de Venezuela.

De ahí que la oposición interna avive el fantasma de los cortes de electricidad, mientras desde las filas del oficialismo otras voces llaman a acelerar las reformas y el cubano de a pie se persigna ante lo que pueda suceder en el país suramericano a partir de este domingo.

Manuel Juan Somoza