MELISA GARZA FUENTES
21 de junio de 2016 / 08:58 a.m.

Monterrey.- ¿Qué significa el matrimonio en la actualidad? ¿Cómo se vive hoy? ¿Qué hay que hacer para mantenerlo?: todo esto y más hace reflexionar la obra ‘No seré feliz, pero tengo marido’ con la espléndida actuación de Sylvia Pasquel en un monólogo que enseña, entretiene y hace pensar.

“La historia se llama ‘No seré feliz pero tengo marido’ que escribe la argentina Viviana Gómez Thorpe acerca de su convivencia con su marido durante 27 años hasta el momento en el que se divorcian porque él se va con otra mujer [...] esta obra trata precisamente de la historia de Vivi y Jorgito que es un matrimonio común y corriente y vamos a ver a través de la obra los momentos afortunados y desafortunados de este matrimonio”, explica la actriz.

Durante la trama se muestra el conmovedor momento de la mujer que ha sido abandonada hasta que ella decide retomar sus sueños, sus ilusiones y decide ser feliz. Lo anterior ha hecho reflexionar a cientos y basta a ver el lleno que tuvo Pasquel en tierras regias, pero, para ella ¿qué es lo mejor?

Yo creo que lo mejor para una persona es ser feliz, la condición no da la felicidad, la felicidad ya viene de adentro. Si tú eres feliz, todo lo que está a tu alrededor será feliz y será bueno, y si tus decisiones son buenas, pues te harán feliz, si tus decisiones son malas te harán infeliz...”, expresa.

La trama cautiva, emociona y eriza la piel... pero para que más historias como esta lleguen a los ojos de miles, se necesita mayor apoyo por parte del gobierno, asegura Pasquel, pues la industria del teatro ha sido ‘poco comprendida’.

“Lo que falta es que sea un poco más accesible y que podamos hacer difusión. Son carísimos los teatros, es carísima la publicidad y a eso súmale impuesto federal, impuesto municipal, impuesto que porque llueve, que porque truena, que porque relampaguea... y de verdad es una sangradera de ahí de todos los productores de teatro a quienes nos quieren manejar como si fuéramos iguales que los productores de conciertos, y hay una gran diferencia. Hay una gran diferencia de sueldos, de cupos, de necesidades y de todo”, señala.

Sylvia Pasquel
Pasquel considera que el gobierno debe prestar más atención a las cuestiones culturales. | ESPECIAL

La actriz de la dinastía Pinal también habló de las complicaciones que actualmente vive el mundo cultural en México.

"Creo que debería de haber un poco de comprensión por parte de los medios, y por el otro lado las autoridades, la cultura no debería de tener impuestos. Nada más de pensar lo que cuesta traer una obra de México a cualquiera de las ciudades de la República, tienes que hacer el despliegue de gente, camiones, escenografía, vestuarios, publicidad... ojalá los gobiernos de todas las entidades tomaran conciencia de lo muy importante que es llegar a juventud, a la gente, a través de la cultura.

“Hay un poco de falta de visión de los gobiernos el no apoyar a la cultura porque eso generaría una gran cantidad de empleos y eso solucionaría el problema de violencia, porque el problema de violencia se da por falta de educación y por falta de oportunidades”, puntualizó Pasquel.

LE LLORÓ A MONTERREY

Para Pasquel fue doloroso dejar Monterrey hace algunos años. Su clima, su ambiente y su gente fueron factores que le hicieron dudar en dejar las tierras regias, sin embargo, si no lo hacía, su trayectoria corría peligro.

“Me encantó vivir aquí (Monterrey), me costó mucho trabajo regresarme pero llegó un momento en el que ya no podía seguir rechazando cosas por quedarme porque si no más tarde eso me iba a traer problemas de desempleo. Me costó mucho trabajo irme, no sabes cuánto lloré”.

El olor de las carnes asadas, lo imponente de sus montañas, la alegría de cada fiesta y lo impredecible de su clima es lo que la primera actriz más añora de su querido Monterrey.

“Me encanta su gente, además del paisaje precioso, la ciudad es muy bonita, adoro el cerro de la silla, me parece uno de los cerros más hermosos que tenemos en el mundo [...] Aquí me han pasado a mí huracanes, canículas, me ha pasado de todo, pero todo eso lo supera por mucho la amistad que tengo con la gente regia, es gente muy sincera, es gente muy abierta, gente que se entrega completita.”, expresa.