MULTIMEDIOS DIGITAL
5 de febrero de 2017 / 07:31 p.m.

ESPECIAL.- Y tras los nervios del juego y un marcador 21-3 en favor de los Halcones de Atlanta, llegó Lady Gaga al medio tiempo del Super Bowl LI en el Estadio NRG, en Houston.

Arrancó patriótica en el techo del estadio, con "This is is Your Land" y un vestuario muy del estilo e sus inicios: un body metálico con hombreras y botas a juego.

Descendió y se posicionó en una estructura metálica vertical con luces cantando un medley de "Edge of Glory", "Poker Face", "Born this Way" y "Telephone".

Tomó un keytar para seguir con "Just Dance" y una enérgica coreografía mientras un bailarín le sostenía el micrófono.

"América, ¿quieres sentirte bien?", dijo, para cantar "Million Reasons" al piano, montado sobre una esfera metálica con luces. "Hola mamá, hola papá", agregó.

Tras la tranquilidad, cambió de escenario y de vestuario, para interpretar "Bad Romance". Llamaradas, luces y fuergos artificiales, acompañaron el número.

Como un gran karaoke, aparecía la letra del tema en pantallas LED.
Sin duda un número atractivo.

"¡Super Bowl 51!", gritó Gaga, al terminar el número.

Gaga

Los drones no defraudaron

El arranque patriótico de la estrella fue decorado con 300 drones, que formaron la bandera de Estados Unidos.

El espectáculo con estos aparatos es el primero en su tipo.

El show con esta tecnología ya era un hecho: la Administración Federal de Aviación había publicado en su cuenta de Twitter la prohibición oficial para el día del Super Bowl de este tipo de aparatos en un radio de 5.5 kilómetros a la redonda del estadio.

Drones