BETSABÉ DÁVILA | @BETSYNIOR
25 de agosto de 2016 / 09:49 a.m.

ESPECIAL.- Tras luchar contra el cáncer durante más de tres años, un fan de Star Wars falleció, pero no sin antes cumplir uno de sus sueños.

Neil Hanvey, de 36 años, tuvo la fortuna de ver el spin-off Rogue One antes de su estreno, todo gracias a una campaña global que comenzó su familia.

En la cuenta de Facebook del hospital donde Hanvey pasó sus últimos días se puede leer el mensaje:

"En nombre de Neil Hanvey, su esposa Andrea y su familia, queremos agradecer a todos quienes apoyaron la campaña #RogueOneWish".

"El director de 'Rogue One', Gareth Edwards, hizo todo lo posible para que el sábado pasado fuera un día especial para Neil. Él, su familia y todos en St. Michaels Hospice queremos agradecer a Disney, Lucasfilm y especialmente a Gareth Edwards", se lee en la carta.