MULTIMEDIOS DIGITAL
26 de octubre de 2015 / 03:00 p.m.

México.- El pasado fin de semana, la ciudad de Atlanta vio cumplir el sueño de una pequeña niña fanática de Taylor Swift.

Era un día común para Taylor Rayburn, una pequeña de seis años que es fiel seguidora de la cantante pop. La pequeña padece de un extraño tipo de cáncer en fase tres.

Taylor, quien comparte el mismo nombre que su ídolo, cumplió años el pasado mes de junio, sin embargo, no pudo festejarlo debido a que se encontraba hospitalizada luchando contra la enfermedad. A Rayburn le acababan de retirar un tumor y uno de sus riñones.

Sin embargo, cuatro meses después, sus padres decidieron hacerle un gran regalo, el cuál terminó convirtiéndose en el uno de los mejores días de su vida.

"Sorprendimos a Taylor este fin de semana y la llevamos a ver a su artista favorita y a su primer concierto. Ella no pudo celebrar el día de su cumpleaños, así que quisimos sorprenderla [...] No teníamos idea de que conocería a su ídolo", dice en una carta que la madre de la pequeña publicó en la página de Facebook que ha creado para apoyar a su hija.

Ella narra que en medio de la euforía que se vivía en el auditorio, se encontraba la madre de Taylor Swift, quien al percatarse del caso de la pequeña no dudó ni un segundo en invitarla a camerinos para conocer a la cantante y convivir un momento con ella. Recordemos que Andrea, madre de Swift, también lucha contra el cáncer, por ello fue tan conmovida.

La pequeña Taylor finalmente llegó hacia su ídolo y pudo cumplir uno de sus sueños.

"Gracias a Andrea y a Taylor Swift por hacerle el año a mi hija, ella necesitaba de esto. Taylor y su equipo son las personas más dulces y humildes en el mundo. Ella es justo como la ves en televisión [...] Creo que todos estábamos impactados", escribe la madre de la ilusionada niña.

Por su parte, la pequeña dijo no saber si lo que vivió fue un sueño o toda una realidad, pues se encontraba totalmente emocionada con lo sucedido.

Taylor
Fue la madre de la cantante quien invitó a la pequeña a camerinos. | FACEBOOK