EDUARDO GUTIÉRREZ
18 de octubre de 2017 / 07:36 a.m.

CIUDAD DE MÉXICO.- Francisco Gabilondo Soler hubiera cumplido el 6 de octubre 110 años de vida, y para celebrarlo, sus hijos Andrea y Tiburcio unieron su talento e idearon el show Tiliches, Tambaches y Cachivaches, que lleva por primera vez al teatro las canciones de El Grillito Cantor. 

La coreógrafa, directora, bailarina y actriz tiene muy claro que quiere respetar al máximo la esencia de Cri-Cri conforme se desarrolla el montaje; la intención es que el público redescubra la labor creativa y aún vigente de su papá, de quien aprendió su amor por las artes, que la han llevado al Palacio de Bellas Artes en varias ocasiones y ahora regresa el 4 de noviembre.

“Es muy interesante regresar, lo hago después de muchos años y trae recuerdos importantísimos este foro, a nivel profesional, emocional y ahora con el material de mi papá, es muy fuerte emocionalmente. Cri-Cri se ha vuelto un clásico, como Mozart y Beethoven. Este show fue creado a partir de cero, no había un guión, lo preparé siempre le preguntaba a mi papá: ‘¿Te gustaría?’", dijo.

“Quería mantener la imaginación, no dar todo digerido, por eso escogí unos personajes sobrios, pero alrededor de ellos, los colores, un video, es lúdico. Fui cambiando el texto original. La trama es de Cri-Cri el compositor que está tocando, le faltan dos notas, cuando por fin las encuentra, le roban su partitura y se la pasa todo el tiempo buscándola en varios mundos raros”, agregó Andrea.

Tiburcio adelanta que está listo un disco en la voz de la mexicana-española Shadí Sparkling, que se distribuye de manera digital. Anunció el canal oficial de YouTube: El Grillito Cantor Oficial, que tendrá aspectos de la vida del autor y una app que es un juego de habilidad.



jeem