EFE
24 de junio de 2013 / 01:20 p.m.

Johannesburgo• Fuertes medidas de seguridad custodian el hospital donde está el expresidente sudafricano Nelson Mandela, quien, tras pasar ingresado 16 días por la recaída de una neumonía, se encuentra en estado crítico.

Efectivos de la Policía vigilan los accesos al hospital de Pretoria en el que Mandela recibe tratamiento y llevan a cabo intensos registros de todos los vehículos que acceden al recinto del centro médico.

Además, varios policías más controlan el interior del hospital, mientras vehículos de las fuerzas de seguridad patrullan los alrededores del centro, informó hoy la agencia de noticias sudafricana Sapa.

Por otra parte, más de 20 vehículos de la prensa local e internacional, que siguen de cerca cada movimiento del personal médico, las autoridades y los familiares de Mandela, permanecieron toda la pasada noche en un aparcamiento colindante al hospital de Pretoria.

Mientras, ciudadanos sudafricanos colocan cientos de globos, flores y tarjetas con mensajes de ánimo para Mandela en el muro de seguridad del centro.

La Presidencia de Sudáfrica anunció anoche que Mandela, hospitalizado desde el pasado día 8 por la recaída de una infección pulmonar, se encuentra en estado "crítico".

"El estado del expresidente Nelson Mandela, que todavía está en un hospital en Pretoria, ha pasado a ser crítico", afirmó el portavoz de la Presidencia, Mac Maharaj, en un comunicado.

Maharaj precisó de que el presidente de Sudáfrica, Jacob Zuma, quien visitó hoy a Mandela en el hospital de Pretoria en el que está ingresado, fue informado por los médicos del declive de la salud del exmandatario a lo largo del último día.

Según el portavoz presidencial, el equipo médico que atiende a Mandela, de 94 años, comunicó a Zuma que "el estado del expresidente se había vuelto crítico en las últimas 24 horas".