10 de marzo de 2014 / 02:18 p.m.

Miami.- El Carnaval de la Calle 8 reunió aquí este domingo a miles de latinos de todas las latitudes que bailaron a ritmo de la música de varias estrellas, en una celebración que culminó con la actuación del Rey del Carnaval, el regueatonero Daddy Yankee.

Considerada la fiesta callejera más grande de Estados Unidos, artistas como Farruco, Lucenzo, Timbalive, Gabriel Coronel y Carlos Manuel, entre otros, se encargaron de amenizar la gran fiesta a ritmo de música urbana, salsa, timba y reguetón.

El festival fue la culminación del Carnaval Miami y estuvo dedicado este ano a la legendaria cantante cubana Celia Cruz.

Durante la celebración se colocó en el Parque del Dominó una escultura de "La Reina de la Salsa" del artista Iván Galindo.

"La escultura refleja toda alegría, la felicidad de Celia Cruz, a pesar de todo, de las circunstancias que ella vivió y que mejor que este festival para inaugurarla", dijo Antonio Lorenzo, presidente de Club Kiwanis que organizó el evento.

Durante el carnaval que se prolongó durante 12 horas y abarcó 27 calles los asistentes pudieron gozar de platillo típicos: desde un taco mexicano, hasta una pupusa salvadorena o una arepa venezolana.

El cantante puertorriqueño Daddy Yankee, nominado como El Rey del Carnaval, fue el encargado de cerrar la festividad.

El llamado "Cangrí puso a bailar a centenares que desde horas tempranas ocuparon el escenario de la emisora "Power 96" s para escuhar temas como "Gasolina", "Rompe" y "Limbo".

Yankee pidió que subiera al escenario el campeón mundial de boxeo, el cubano Guillermo Rigondeaux, para elogiarlo y mencionar el gran apoyo recibido de los cubanos de Miami al nombrarlo Rey del Carnaval.

El puertorriqueño estuvo acompañado de ocho bailarines y bailarinas, su Dj y sus coristas y cerró su actuación de media hora con su tema "Limbo".

La colombiana Bárbara Turbay fungió como Miss Carnaval Miami 2014.

El festival figura en el Libro Guinness por haber albergado la conga más grande del mundo en 1988, cuando 119 mil 969 personas movieron las caderas al ritmo del éxito homónimo de Gloria Estefan.

Luego volvió a realizar una hazaña Guinness en 1990, con la piñata más grande del mundo, que medía más de ocho metros de altura y pesaba más de 4.500 kilos, así como en 2000, con el puro más largo del mundo, y en 2008 con la mayor cantidad de jugadores de dominó en un mismo lugar.

Y en 2012 batió el récord mundial del mayor número de banderas izadas, un total de 287, como "símbolo y mensaje de paz y de que somos uno solo en el mundo".

Los organizadores esperaban este año entre 800 mil y un millón de personas.

NOTIMEX