MULTIMEDIOS DIGITAL
15 de diciembre de 2015 / 09:24 a.m.

México.- Después de dar a luz a su segundo hijo, Saint, Kim Kardashian ha tomado una decisión que, aseguró, debió tomar desde su primer embarazo; se refiere a comer su placenta.

Lo anterior lo hará con el fin de evitar la depresión posparto y fue ella misma quien lo reveló en su sitio web.

"Escuché muchas historias cuando estaba embarazada de North de mamás que nunca comieron su placenta con su primer bebé y luego tuvieron depresión posparto, pero después tomaron píldoras con su segundo bebé y no sintieron depresión. Así que me pregunté: ¿Por qué no probarlo?, ¿Qué tengo qué perder?", escribió.

"En verdad no quería sentirme triste y pensé que no puede hacerme mal tomarme una pastilla hecha de mis propias hormonas, de mí para mí", agrega la estrella de la televisión.

¿Cómo lo hizo? Kim mandó a procesar su placenta para poder tenerla en forma de capsulas, las cuales tiene muy bien guardadas en un frasco de vidrio.

Ella ya lleva algunos días tomándolas y asegura que le han dado "mucha energía y una sensación saludable".

"Las recomiendo totalmente para cualquiera que esté pensando en probarlas", culmina.

kim
Kim mandó a procesar su placenta para volverla capsulas. | ESPECIAL