30 de abril de 2013 / 12:50 a.m.

Buenos Aires • Académicos, investigadores, políticos y representantes de movimientos sociales debaten desde hoy en Argentina la importancia de despenalizar la tenencia y el cultivo del cannabis, así como la necesidad de revisar y renovar las actuales políticas de drogas.

La Universidad Nacional de Quilmes y el Centro de Estudios de la Cultura Cannábica (CECCa) son los organizadores de las "I jornadas Universitarias sobre Políticas de Drogas y Cannabis", que durante dos días se desarrollan en esa institución académica.

"La despenalización es algo básico. Hay que tener en cuenta que en Uruguay se está hablando de regular el mercado y acá (en Argentina) estamos discutiendo si una persona por tener un porro es un delincuente", indicó a Efe Alejandro Fierro, miembro del CECCa.

"No se puede seguir persiguiendo al usuario pensando que así se van a solucionar los problemas de consumo o se va a combatir el narcotráfico", añadió.

Las jornadas, las primeras sobre este tema en las que se involucra una universidad en el país, pretenden, según Fierro, "aportar un granito de arena en la búsqueda de soluciones a los problemas que estamos metidos por las políticas de drogas que se están aplicando desde los últimos 50 años".

"Esas políticas tuvieron como resultado el aumento del narcotráfico, de problemas de salud y el uso desinformado e irresponsable de sustancias", dijo.

Fierro subrayó que desde Latinoamérica "están surgiendo nuevas opciones y paradigmas, muchos asociados a los movimientos por la defensa del derecho del hombre de usar plantas como es la hoja de la coca o el cannabis".

Ejemplo de uno de esos nuevos paradigmas es Bolivia, cuyo presidente, Evo Morales, ha reclamado ante la Comisión de Estupefacientes de la ONU que se reconozca el derecho de su pueblo a "acullicar" (mascar) coca.

En la jornada de hoy también se analizó el papel de los conocidos como "clubes de cultivo", que permiten realizar cultivos colectivos para consumo y así evitar el fomento del narcotráfico, además de conseguir un producto "más saludable".

Uruguay, cuyo Gobierno anunció el año pasado la "legalización regulada y controlada" de la marihuana, ya cuenta con uno de ellos.

EFE