MILENIO DIGITAL
30 de julio de 2015 / 03:41 p.m.

Monterrey.- Paramount Pictures, Skydance Productions y Bad Robot pondrán a todos los amantes de la velocidad y adrenalina pura a sudar cuando observen la película Misión imposible: Nación Secreta.

La acción no tiene freno, ya que regresa a la pantalla grande la quinta película de la saga de Misión Imposible, bajo la dirección de Christopher McQuarrie, escrita por Will Staples, además cuenta con la fotografía de Robert Elswit.

Con 131 minutos de duración, Tom Cruise interpreta a Ethan Hunt, quien encuentra a la Agencia FMI desmantelada y fuera de combate. Ahora el equipo se enfrenta contra una red de agentes especiales altamente calificados.

Los operativos están empeñados en crear un nuevo orden mundial, entrenan al igual que la agencia, además de agredir con una serie de ataques terroristas.

Ethan reúne a su equipo y une fuerzas con una desacreditada agencia británica, en la que Ilsa Faust, papel protagonizado por Rebecca Ferguson, podría ser parte de este grupo secreto. El equipo se enfrenta a su misión más imposible hasta ahora dentro de la historia.

Al reparto también se unen Jeremy Renner (William Brandt), Simon Pegg (Benji Dunn), Ving Rhames (Luther Stickell), así como los actores Sean Harris, Alec Baldwin, Simon McBurney, al igual que la actriz Zhang Jingchu.

MISION IMPOSIBLE

La cinta, que comenzó sus filmaciones el 21 de agosto del 2014 en Viena, Australia y continuó con las grabaciones en el Reino Unido. Tuvo un presupuesto de más de 150 millones de dólares.

La adrenalina es uno de los factores más importantes de Nación Secreta y es por eso que Tom Cruise filmó emocionantes escenas en motocicletas deportivas, además de grabar una toma peligrosa, al colgarse de cinco mil pies de altura en un avión.

Otra de las secuencias de acción de la franquicia de espionaje fue cuando Tom resistió seis minutos bajo el agua, con pocos efectos digitales, sin dobles, mostrando valentía pura.

MISION IMPOSIBLE