AP
30 de noviembre de 2016 / 09:29 a.m.

NEW JERSEY.- El conductor del camión que chocó la van que transportaba a Tracy Morgan, matando a uno de los acompañantes del comediante, se declaró culpable el martes y podría evitar ir a prisión.

Kevin Roper presentó su declaración en la Corte Superior estatal a cargos de homicidio vehicular y cuatro cargos de agresión con agravantes.

Roper conducía un camión de Wal-Mart en junio de 2014 cuando se estrelló contra el vehículo de Morgan en la autopista New Jersey Turnpike. El comediante volvía de ofrecer una actuación en Delaware.

El residente de 37 años de Jonesboro, Georgia, también enfrentaba un cargo de homicidio agravado, que conlleva una pena de entre 10 y 30 años de cárcel. El homicidio vehicular es castigado con un máximo de 10 años de prisión.

Bajo los términos de un acuerdo, Roper evitaría ir a prisión si realiza servicio comunitario y cumple otras condiciones en los próximos tres años.

El comediante James McNair murió y Morgan y otros tres pasajeros fueron heridos en el accidente. Morgan sufrió fracturas en una pierna, varias costillas y lesiones en la cabeza.

El exastro de "30 Rock" y "Saturday Night Live" hizo su primera aparición pública tras el accidente en junio de 2015 y participó de sorpresa en los premios Emmy tres meses después.

Wal-Mart Stores Inc., con sede en Bentonville, Arkansas, resolvió demandas separadas en el 2015 presentadas por Morgan y dos hijos de McNair.

Una investigación de la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte concluyó que Roper no había dormido en 28 horas cuando ocurrió el accidente, un hallazgo que sus abogados disputaron.

El reporte concluyó que Roper no redujo la velocidad inmediatamente antes del choque pese a señales de advertencia en la autopista de una construcción. Halló que el camión iba a 65 mph (105 kph) en una zona con velocidad máxima permitida de 45 mph (72 kph) hasta unos 200 pies (61 metros) antes del impacto.

La junta también responsabilizó a Morgan y otros pasajeros en la van por no usar cinturones de seguridad y por ajustar los reposacabezas, lo que dijo que contribuyó a la severidad de las lesiones.