4 de noviembre de 2013 / 06:28 p.m.

Un congresista con seis periodos en la legislatura y ex trabajador de la industria del papel que desea desplazar al gobernador de Maine en las elecciones del próximo año declaró que es gay.

Mike Michaud respondió a lo que llamó una “campaña de rumores” de sus rivales políticos que busca debilitar su carrera hacia la gobernación.

El representante, de 58 años, escribió un artículo editorial que fue enviado a The Associated Press, así como a los periódicos Portland Press Herald y Bangor Daily News, en el que sostiene que una “campaña de rumores, insinuaciones y encuestas sesgadas” trata hacer que los votantes se pregunten si él es gay.

“Permítanme evitarles ese problema con una respuesta simple y honesta: ‘Sí lo soy. ¿Pero por qué debería importar eso?”’, escribió en el artículo publicado el lunes por los dos periódicos.

El anuncio del demócrata genera más atención sobre el competido proceso que involucra a tres participantes, incluidos el gobernador republicano Paul LePage y el adinerado candidato independiente Eliot Cutler.

Una encuesta revelada en octubre indicó que Michaud está cerca de empatar a LePage en las preferencias electorales. Cutler, quien quedó segundo en la elección de 2010, se presenta a sí mismo como la mejor opción en un estado donde los electores independientes son el bloque mayoritario.

Michaud no dijo quién está detrás de la campaña de rumores en su contra. Su equipo no había hablado del asunto antes.

Los responsables de la campaña de Cutler negaron estar involucrados en esa estrategia y dijeron que la revelación no debería tener impacto en el proceso. Por parte de LePage no hubo comentarios.

Se desconoce si la declaración de Michaud tendrá algún impacto en el proceso electoral. Los votantes de Maine aprobaron una ley que permite el matrimonio gay el año pasado y Michaud apoyó la medida.

El anuncio del demócrata podría aumentar su apoyo entre los liberales, que podrían sentirse atraídos a votar por Cutler, pero lo más importante es que elimina las habladurías sobre su sexualidad, dijo Sandy Maisel, profesor de ciencia política en la Universidad Colby.

“Demostró su intención de ser abierto y hacer lo correcto, incluso si no es popular ni fácil”, dijo.

En Estados Unidos hay 538 hombres y mujeres no heterosexuales que ocupan cargos públicos, entre ellos un senador federal y media docena de representantes de la cámara baja, de acuerdo con el Fondo de Victoria de los Gays y las Lesbianas, cuyo objetivo es aumentar la cantidad de líderes abiertamente gay en todos los niveles del gobierno.

Hasta el momento no hay gobernadores que hayan declarado ser homosexuales.

AP