22 de abril de 2014 / 07:58 p.m.

La Habana.-  El Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano, uno de los foros del séptimo arte más longevos y prestigiosos del continente, será dedicado este año al recientemente fallecido escritor Gabriel García Márquez,

Iván Giroud, presidente de la Casa del Festival, hizo el anuncio el lunes durante la presentación de un libro en homenaje al cineasta y ensayista fallecido el año pasado Alfredo Guevara, quien por décadas encabezó el festival y quien fue amigo cercano de García Márquez, indicó el martes la agencia local Prensa Latina (PL).

"Alfredo y Gabo (García Márquez) están muy unidos en la vida y en la historia del Nuevo Cine Latinoamericano, ambos fueron quizás sus dos más sólidas columnas", expresó Giroud.

El funcionario aseguró que la decisión ya había sido informada a la viuda del novelista Mercedes Barcha, y sus hijos Rodrigo y Gonzalo.

La cita de los amantes del cine, directores y críticos, que todos los años convoca en certamen a lo más granado del séptimo arte en el continente, se realizará en diciembre. Será la 36 edición.

Giroud consideró imposible homenajear a Guevara sin resaltar "el papel descomunal" que García Márquez desempeñó en esa empresa fundacional, en pos de un cine si no mejor, al menos diferente, indicó PL.

Guevara fue recordado en la edición del festival del año pasado con homenajes.

Paralelamente, el expresidente Fidel Castro envió a la Ciudad de México una corona de flores blancas y amarillas para su amigo, García Márquez, a quien se rindió homenaje en la víspera en esa ciudad.

Castro, de 87 años, no había hecho hasta el momento ningún gesto público tras el deceso de García Márquez, con quien compartió durante décadas una amistad que incluso se tradujo en alianza política.

La televisión cubana mostró imágenes de la corona enviada al Palacio de Bellas Artes de la capital mexicana, el lugar elegido para las honras fúnebres del narrador colombiano muerto la semana pasada.

Sobre las rosas blancas y amarillas una cinta de seda llevaba el nombre de Fidel Castro y el mensaje "A un entrañable amigo".

Cuba fue todo un capítulo en la vida de García Márquez. Aquí pasó muchos años de su vida incluso trabajando como periodista para la agencia creada tras el triunfo de la revolución por el comandante Ernesto "Che" Guevara, Prensa Latina.

Cuando era ya un célebre escritor ganador del Nobel viajaba por lo menos dos veces al año a Cuba y pasaba horas hablando con Castro.

Hizo de nexo entre el entonces mandatario y el presidente estadounidense Bill Clinton y estuvo a punto de ser víctima en un atentado fallido a Castro en Cargatena, Colombia.

"A Gabo lo conozco desde siempre", expresó Castro en un artículo de 2002. "Su literatura es la prueba feachiente de su sensibilidad y adhesión irrenunciable a los orígenes, de su inspiración latinoamericana y lealtad a la verdad, de su pensamiento progresista".

Pese a la afinidad entre ambas personalidades, Castro no escribió nada tras el deceso de Márquez, abriendo rumores sobre su situación de salud, precaria desde 2006, cuando una enfermedad lo puso al borde de la muerte.

En Cuba el narrador también pudo dar rienda suelta a una de sus aficiones, el cine, y fundó la Escuela Internacional de esa disciplina en la localidad de San Antonio de los Baños.

Además, García Márquez apoyó sistemáticamente la realización de los Festivales del Nuevo Cine Latinoamericano.

AP