multimedios digital
10 de febrero de 2017 / 04:31 p.m.

ESPECIAL.- Gael García mostró su preocupación ante la posible extinción de la vaquita marina, luego de que el Comité Internacional para la Recuperación de esta especie difundiera un mensaje indicando que quedan menos de 30 especímenes del mamífero endémico del Golfo de California.

"¿Hay esperanza para la vaquita marina? Gobierno: ¿qué se hace? ¿Qué hacemos?", escribió el actor mexicano en Twitter, donde recibió respuesta por parte de Ricardo Pacchiano, titular de la Secretaría de Medio Ambiente.

"En este gobierno hemos hecho lo que ningún país ha realizado para evitar la extinción de una especie, @GaelGarciaB", dijo el funcionario.

García Bernal no quedó satisfecho ante la respuesta de Pacchiano.

"Hace que las auto congratulaciones sobren. ¿De qué sirve medir quién hace más, cuando solamente quedan treinta vaquitas?", respondió el actor.

Ante ello, el Secretario de Medio Ambiente detalló las acciones que se han implementado para la preservación de la vaquita marina. El actor y el funcionario acordaron reunirse para conversar sobre el tema en persona.

Por la vaquita

Mientras la reunión se concreta, aquí te enlistamos las medidas que, indicó Pacchiano, ha tomado el gobierno:

- Se aprobó en Cámara de Diputados iniciativa para volver delito grave pesca ilegal de totoaba.

- Se eliminó una de las principales causas de muerte, la pesca de camarón y escama; se estableció veda de dos años en la zona.

- Se retiraron redes fantasma para evitar que mueran en sus redes.

- Se trabaja con expertos internacionales para implementar programa de reproducción asistida.

El Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus iniciales en inglés) señala que "la única manera de salvar a la vaquita de la extinción es que el gobierno mexicano prohíba inmediatamente y de manera indefinida toda la pesca dentro de su hábitat".

El WWF publicó un vínculo a un estudio realizado en noviembre por una comisión internacional de expertos que encontró que el número de vaquitas marinas disminuyó 90 por ciento en los últimos cinco años y calcula que existen ahora probablemente menos de 30 ejemplares.

La causa principal de la rápida disminución en la población de la vaquita marina es la pesca ilegal de totoaba, un pez que habita en la misma región, y que de hehco también está en peligro de extinción.

La vejiga de la totoaba es demandada en el mercado chino por sus presuntas propiedades curativas y afrodisíacas.