10 de febrero de 2014 / 02:56 p.m.

EU.- Para rendir su particular homenaje al fallecido actor Philip Seymour Hoffman -quien fue encontrado muerto en su piso de Nueva York tras sufrir una sobredosis de heroína la semana pasada-, la cantante Demi Lovato obligará a los miembros de su equipo a permanecer totalmente 'limpios' durante su próxima gira de conciertos "Neon Lights".

"Después de este trágico suceso, he decidido que todos los integrantes de mi equipo no puedan ni siquiera beber alcohol. Esa va a ser nuestra forma de guardar respeto a uno de los artistas más grandes del cine. Además, no estamos para salir de juerga sino para ofrecer un buen espectáculo a nuestros seguidores. Es más, así es como debería ser cada una de mis giras", apuntó la intérprete a su paso por el programa de televisión estadounidense "Extra".

La muerte de Hoffman ha afectado gravemente al estado anímico de la artista, quien con tan solo 21 años ya sabe qué es ser adicta a los estupefacientes.

"La gente no se da cuenta de lo grave que es este tipo de adicciones y no lo toma en serio. Es una enfermedad psicológica, es algo que no se puede curar tomando un medicamento. El mundo debería compadecerse de este tipo de personas que sufren por luchar contra su adicción. Yo he pasado por ello y es un auténtico tormento. El hecho de depender de las drogas tanto física como emocionalmente es algo horrible", señaló Demi al mismo medio.

AGENCIAS