19 de noviembre de 2013 / 03:16 p.m.

Mientras Hillary Rodham Clinton sopesa en privado postularse a la Casa Blanca, partes del establecimiento demócrata han comenzado a apoyarla en público con el fin de viabilizar su potencial candidatura.

Varios supercomités de acción política se comportan de hecho como una organización de campaña para asegurar que Clinton esté lista para competir con vigor si decide tratar de ser la primera mujer que llega a la presidencia de Estados Unidos.

Esos comités están creando una red sin el consentimiento de Clinton, quien por otra parte no ha objetado, y algunos demócratas lo interpretan como un aliento a seguir adelante en anticipación de una campaña.

"Hay mucha energía y sería un error no canalizarla y usarla como oportunidad para organizarse", dijo Craig Smith, asesor de Ready for Hillary.

El supercomité American Bridge 21st Century ha creado un grupo integrado por ex asistentes de Clinton que planean defenderla a ella y a otros candidatos demócratas potenciales en 2016 de los críticos republicanos. Priorities USA Action, un grupo que publicó avisos políticos duros contra rivales del presidente Barack Obama en apoyo a su elección, está discutiendo la integración de un ex jefe de despacho de la Casa Blanca durante el gobierno de Bill Clinton.

Ready for Hillary, grupo creado tras las elecciones de 2012, trabaja para mantener energizados a los partidarios de base. Y EMILY's List, un grupo de 3 millones de miembros y que apoya a candidatas que a su vez defienden el derecho al aborto, ha celebrado foros para promover la necesidad de elegir a la primera mujer a la presidencia de Estados Unidos.

Los demócratas han señalado que las encuestas muestran que Clinton sería una favorita para la nominación del partido si se postulara de nuevo a la Casa Blanca.

Aunque toda esta labor ocurre tras bambalinas, Clinton se ha mantenido en el candelero con sus viajes por todo el país para hablar ante grupos sindicales y partidarios de los demócratas. También planea publicar un libro el próximo año sobre sus experiencias en el Departamento de Estados, lo que le da una plataforma para recorrer el país antes de las elecciones de medio término de 2014.

Pero no todos la aplauden. Los republicanos dicen que estos grupos presentan la candidatura de Clinton como inevitable y pronostican que si se postula le puede salir mal.

"Los aliados de Hillary trataron exactamente lo mismo hace ocho años y no funcionó", dijo Tim Miller, director ejecutivo de America Rising PAC, que ha criticado la forma en que la ex secretaria de Estado manejó el fatal atentado contra la misión diplomática en Bengasi, Libia.

Los demócratas firman que las campañas pasadas les han enseñado que necesitan organizarse y gastar desde temprano para mantenerse en el poder.

"La división del trabajo que hay ahora es una manifestación de asegurar que invirtamos esos recursos con la mayor inteligencia y eficiencia posible", dijo Mitch Stewart, ex funcionario de campaña de Obama y ahora asesor de Ready for Hillary.

AP