24 de junio de 2013 / 01:45 p.m.

Pekín • Pruebas realizadas sobre 65 productos fabricados con hierbas tradicionales en China revelaron la presencia de un "cóctel tóxico" de residuos de pesticidas, algunos de ellos ilegales en el país, según denunció hoy la organización Greenpeace, en un informe.

El documento, bajo el título "Hierbas chinas: ¿elixir de la salud o cócteles pesticidas?", subraya la necesidad de "terminar con la utilización de químicos en la industria agrícola".

Algunos de los residuos -más de 25 tipos distintos de pesticidas- localizados en estos productos superan en "cientos de veces" la cantidad estipulada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), que califica estos niveles como "muy peligrosos".

"Los resultados de estos test exponen las grietas del sistema agrícola chino, que obviamente recurre a químicos tóxicos en detrimento de la salud humana y del deterioro medioambiental", dijo hoy en Pekín Jing Wang, portavoz de Greenpeace East Asia, en una rueda de prensa para presentar el informe.

Jing enfatizó, además, que se pone en riesgo la "confianza" que la población deposita en las hierbas chinas, utilizadas tradicionalmente como ingredientes en alimentos o medicinas, y que consumen "millones de personas de todo el mundo".

Uno de los riesgos fundamentales en el consumo de hierbas contaminadas es que la ingesta a largo plazo de estos pesticidas puede derivar en su acumulación dentro del cuerpo, lo que en ocasiones acarrea dificultades de aprendizaje, desajustes hormonales y fallos reproductivos.

Los 65 productos analizados incluyen hierbas muy populares en el gigante asiático, como las flores de Sanqi, el crisantemo o la madreselva, y fueron adquiridos en nueve tiendas de nueve ciudades chinas entre agosto de 2012 y abril de 2013.

La organización urge al Gobierno chino a que imponga controles más estrictos en el uso de pesticidas y a que se comprometa a seguir una hoja de ruta para reducir su utilización en las actividades agrícolas.

Asimismo, Greenpeace insta a las compañías a que hagan públicos todos los pesticidas que utilizan en la producción de hierbas chinas.

"La agricultura global está dominada por un modelo que daña el medio ambiente con tóxicos y que supone una amenaza para la salud humana", apunta en el informe Eric Darier, investigador de Greenpeace International.

En cambio, añade, la agricultura ecológica "representa un modelo más respetuoso con los humanos y con el medio ambiente, que, en vez de recurrir a químicos, utiliza técnicas naturales pesticidas que protegen la comida de hoy y mañana", y afirma: "Debemos seguir ya ese camino".

Esta denuncia sucede a una investigación similar de Greenpeace que, en abril del pasado año, informó sobre la presencia de pesticidas tóxicos en conocidas marcas de té en China, entre ellas siete de las compañías con más ventas en el mercado nacional.

Pese a las denuncias, la organización destaca en el informe publicado hoy que las ventas de químicos agrícolas se doblaron globalmente entre el 2000 y el 2009, y que se espera que crezcan un 3 por ciento anual hasta el año 2050.

EFE