20 de abril de 2013 / 02:22 p.m.

 Nueva Delhi • El Centro Asiático para los Derechos Humanos (ACHR) dijo hoy que las denuncias por delitos sexuales contra menores en la India se han triplicado en la última década y aseguró que muchas son cometidas en internados públicos.

"Las ofensas sexuales contra niños en la India han alcanzado una proporción epidémica", afirmó el organismo en un comunicado sobre un informe difundido hoy.

De acuerdo con el estudio, que se hace eco de datos oficiales, entre 2001 y 2011 las autoridades del gigante asiático registraron un total de 48.338 casos de violaciones a menores.

En ese periodo se produjo un aumento del 336 % en el número de denuncias de este tipo, pasándose de las 2.113 de 2001 a las 7.112 de 2011.

"Son solo la punta del iceberg pues la gran mayoría de los abusos sexuales a niños no son notificados a la Policía", subrayó ACHR, que aseguró que "muchos de los casos tienen lugar en centros de justicia juvenil".

"No es equivocado decir que estos centros (...) se han convertido en agujeros del infierno en la India en los que los internos son sometidos a asaltos sexuales y explotación, tortura y maltrato. Las chicas son las más vulnerables", agregó el organismo.

La ACHR apuntó como frecuentes responsables de estos crímenes a guardias, directores, trabajadores y otros internos.

"En muchos casos, el asalto sexual se prolonga durante un largo periodo pues las víctimas no pueden protestar y lo sufren en silencio y en ausencia de inspección", criticó.

La organización defensora de los derechos humanos instó al Gobierno a intervenir y pidió que cree un fondo económico que facilite la persecución judicial a los agresores.

El informe ha sido publicado de cara a la visita de diez días que a partir del lunes hará la relatora de la ONU sobre la violencia contra la Mujer, Rashida Manjoo.

Su difusión coincide además con fuertes protestas en Nueva Delhi tras conocerse que una niña de cinco años, que se encuentra hospitalizada en la capital, fue brutalmente violada durante dos días esta semana.

La Policía arrestó esta madrugada en el Estado norteño de Bihar a un hombre sospechoso de haber cometido el crimen.

— EFE