24 de julio de 2013 / 11:45 p.m.

 Caracas • El presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela (AN-Parlamento), Diosdado Cabello, afirmó que existe un plan para asesinarlo a él y al presidente Nicolás Maduro, pero señaló que la denuncia formal la hará "en su momento".

“Tengo en mi poder y en su momento haremos las denuncias correspondientes (...) las pruebas que tenemos de intentos de magnicidio contra el compañero Nicolás Maduro y en contra de este humilde servidor”, dijo durante un acto de celebración del 230 aniversario del natalicio del Libertador Simón Bolívar en Zulia (oeste).

Cabello advirtió a los “sectores de la derecha”, como llama a la oposición, que “se van a arrepentir toda su vida” si le hacen “algo” a Maduro.

“Sabemos quienes son, sabemos en qué andan, con quien se reúnen, lo que quieren y los vamos a buscar (...) tengan la certeza de que va a ser así”, señaló.

El magnicidio fue un tema recurrente en el gobierno del fallecido ex presidente Hugo Chávez, quien denunció en diversas oportunidades los presuntos intentos de la oposición por asesinarlo.

Cabello dijo que era necesario reiterar, como lo ha hecho en otras ocasiones, que el fallecido presidente Chávez era “el único cuerdo” de la “revolución” y que siempre “frenaba” a otros representantes del oficialismo.

“Pero verdaderamente hay sectores de la oposición venezolana que merecen que uno se vuelva loco”, dijo tras señalar que el chavismo está “empeñado” en la paz.

A principios de mayo pasado, Maduro acusó al ex presidente de Colombia Álvaro Uribe de ser un “asesino” y de dirigir un plan para matarlo, y denunció que paramilitares estaban intentando entrar en su país con ese fin.

Antes de esa denuncia y en vísperas de las elecciones presidenciales, Maduro había reiterado denuncias de planes de magnicidio, de supuestos mercenarios y paramilitares colombianos y salvadoreños y de diversos planes de golpe de Estado.

— AGENCIAS