16 de diciembre de 2013 / 10:55 p.m.

RIO DE JANEIRO.- La policía de Río de Janeiro desalojó el lunes a unos 25 manifestantes que reocuparon los terrenos de un museo indígena ubicado cerca del estadio Maracaná, donde se disputará la final de la Copa del Mundo 2014.

El plan de desarrollo para el Mundial de fútbol contemplaba originalmente que el recinto fuera demolido para erigir un centro comercial y un estacionamiento en el lugar.

Pero el gobierno estatal se vio obligado a detener esos planes debido a diversas protestas este año.

Las autoridades dicen ahora que preservarán el recinto y que construirán un centro cultural indígena.

Los manifestantes dijeron que continuaban preocupados por la posibilidad de que derrumben los edificios del complejo, y que por esa razón entraron en el lugar.

AP