26 de julio de 2013 / 10:25 p.m.

 

WASHINGTON — El secretario de Justicia Eric Holder aseguró al gobierno ruso que Washington no tiene planes de buscar la pena de muerte para Edward Snowden, ex analista de la Agencia de Seguridad Nacional.

En una carta fechada el martes, Holder dijo que los cargos penales que encara Snowden en Estados Unidos no conllevan la pena de muerte, y que el país no buscará su ejecución, aunque está acusado de delitos graves adicionales.

Holder dijo que su carta prosigue a los informes noticiosos de que Snowden, que filtró detalles sobre dos programas secretos de vigilancia de Estados Unidos, presentó documentos que solicitan asilo temporal en Rusia, bajo el argumento de que si lo devolvieran a Estados Unidos sería torturado y podría ser condenado a muerte.

Snowden ha sido acusado de tres delitos en Estados Unidos, incluyendo espionaje, y podría ser sentenciado a un máximo de 30 años de prisión en caso de ser declarado culpable.

La carta de Holder, enviada al ministro ruso de Justicia Alexander Vladimirovich Konovalov, forma parte de una campaña del gobierno estadounidense para hacer que Snowden regrese al país.

Cuando Snowden llegó al aeropuerto internacional de Moscú hace un mes, se cree que sólo planeaba abordar un vuelo a Cuba para luego viajar a Venezuela y solicitar asilo. Sin embargo, Estados Unidos canceló su pasaporte, lo cual lo dejó varado.

No se le ha visto en público desde entonces, a pesar de que se reunió con activistas de derechos humanos y abogados. Solicitó asilo temporal en Rusia y dijo que le gustaría visitar los países que le ofrecieron asilo permanente: Venezuela, Bolivia y Nicaragua.

Algunos políticos rusos, entre ellos el presidente del parlamento Sergei Narishkin, han dicho que se le debe conceder asilo a Snowden para protegerlo de la pena de muerte. Así, el ofrecer garantías de que Estados Unidos no pedirá la pena capital puede eliminar al menos uno de los obstáculos para su retorno a su país de origen.

"Puedo informar que Estados Unidos está dispuesto a ofrecer al gobierno ruso las siguientes garantías sobre el trato que el señor Snowden enfrentaría a su regreso a Estados Unidos", escribió Holder. "En primer lugar, Estados Unidos no pedirá la pena de muerte para Snowden si regresa a Estados Unidos".

Además, "Snowden no será torturado. La tortura es ilegal" en territorio estadounidense, afirmó Holder en la misiva.

El secretario de Justicia dijo que si Snowden regresara a Estados Unidos, sería llevado ante un tribunal civil y recibiría "todas las protecciones que la legislación estadounidense ofrece".

Holder también dijo que "sabemos por los informes de prensa y conversaciones previas entre nuestros gobiernos que el señor Snowden cree que no puede viajar fuera de Rusia y por lo tanto debe adoptar medidas para legalizar su estatus. Eso no es exacto; sí puede viajar".

A pesar de la revocación del pasaporte de Snowden el 22 de junio, él sigue siendo un ciudadano estadounidense y tiene el derecho de pedir un pasaporte con validez limitada para que regrese directamente a Estados Unidos, dijo el secretario de Justicia.

(AP)