EFE
15 de julio de 2013 / 04:46 p.m.

Madrid • El presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, aseguró que el Estado de Derecho "no se somete al chantaje".

Rajoy advirtió además que cumplirá su mandato, ante las peticiones de la oposición para que dimita por un caso de presunta corrupción en el seno de su formación política Partido Popular (PP).

"Esto es una democracia seria y las instituciones no se someten al chantaje, y a las pruebas me remito", dijo Rajoy al asegurar que "aquí hay un gobierno estable que va a cumplir con su obligación" y "que nadie piense que vamos a distraernos de nuestro propósito de transformar el país sacarlo de la crisis".

En una conferencia de prensa, Rajoy se pronunció así sobre la demanda de la oposición de que dimita tras las revelaciones de que presuntamente conocía la existencia de una supuesta doble contabilidad de su partido y sobresueldos a cargos importantes del PP, revelada por el ex tesorero de dicha formación, Luis Bárcenas.

"Un presidente del gobierno no puede estar saliendo cada día al paso de insinuaciones, rumores o informaciones interesadas de todo tipo que se vayan publicando", dijo Rajoy al referirse a los documentos publicados por el diario El Mundo, que le implicarían en el caso Bárcenas.

A ese respecto, el mencionado periódico publicó el domingo unos mensajes telefónicos supuestamente intercambiados por Rajoy y Bárcenas, quien hoy testificó otra vez ante el juez Pablo Ruz, que lleva el caso y quien el pasado 27 de junio le impuso al ex tesorero prisión incondicional y sin fianza por el riesgo de fuga.

Rajoy aseguró que cumplirá el mandato que le han dado los españoles en las urnas hasta diciembre de 2015 y que "si otros quieren jugar a otras cosas, esa es su responsabilidad".

Subrayó que las diferentes instituciones en España "actúan con independencia" en este caso.

Los pilares más importantes en España en estos momentos son el programa de reformas gobierno y la estabilidad política, subrayó Rajoy al asegurar con rotundidad que "no voy a permitir" que ninguno de esas dos cosas "sufra daños".

El presidente del gobierno español compareció hoy ante los medios de comunicación acompañado por el primer ministro de Polonia, Donald Tusk, al término de la IX cumbre hispano-polaca.