AP
1 de agosto de 2016 / 09:18 a.m.

MINNEAPOLIS.- El juez en Minnesota que supervisa la fortuna de Prince redujo el viernes el gran número de posibles herederos al descartar a casi 30 demandantes y ordenar exámenes genéticos a seis supuestos parientes del superastro.

El juez del condado Carver, Kevin Eide, dispuso que se hagan exámenes genéticos la hermana de Prince, Tyka Nelson, y otros tres medios hermanos: Sharon Nelson, Norrine Nelson y John Nelson.

Eide también ordenó el mismo tipo de examen a Brianna Nelson, quien dice ser sobrina de Prince, y la posible sobrina nieta Victoria Nelson. Ambas afirman que el padre de Briana Nelson era medio hermano del artista. El abogado de ambas, Andrew Stoltman, también declinó hacer declaraciones a la prensa.

Se desconoce por qué el juez no ordenó que se hicieran análisis genéticos Omar Baker o Alfred Jackson, quienes aparecen como medios hermanos en la petición original de que la corte nombre un administrador especial de la fortuna de Prince.

Sin embargo, Eide incluyó en su orden una nota que dice que la corte no tiene conocimiento de alguna objeción o desavenencia de que todos los seis hermanos o medios hermanos sean legítimos herederos.

Prince falleció el 21 de abril de una sobredosis de drogas. Los tribunales determinarán a los herederos del artista y repartirán su fortuna porque no se le conoció que tuviera hijos ni dejó testamento.

Mediante un examen de ADN fue descartada la afirmación de un preso en Colorado de que era hijo de Prince.

A fin de impedir que otras personas se presenten como herederas ante tribunales, Eide limitó drásticamente con su orden el número de quiénes pueden ser beneficiarios de la fortuna de Prince — calculada en 300 millones de dólares o más— o de quiénes pueden administrar el legado del artista.

Entre quienes fueron excluidas de la herencia con la orden de Eide figuran cinco personas no identificadas, las cuales habían presentado reclamos endebles de que Prince era su padre biológico.