8 de noviembre de 2013 / 04:48 p.m.

Santiago.- El poeta chileno Pablo Neruda murió por el cáncer que padecía, con lo cual se descartó que haya sido asesinado en septiembre de 1973 por agentes de la dictadura de Augusto Pinochet, informó hoy el Servicio Médico Legal (SML). La conclusión entregada este viernes por el director del SML, Patricio Bustos, corresponde al peritaje realizado por un equipo multidisciplinario, designado por la Corte de Apelaciones de Santiago. Bustos indicó que los exámenes practicados a los restos de Neruda, en España, Estados Unidos y Chile constatan que habría fallecido, el 23 de septiembre de 1973, a causa del cáncer a la próstata que padecía. El médico legista detalló que el cuerpo presenta lesiones metastásicas que permiten confirmar "por diversas técnicas complementarias entre sí", la "correspondencia con la enfermedad". Las conclusiones de los especialistas designados por la justicia chilena establecen que se constataron "lesiones metastásicas", compatibles con el cáncer de próstata que sufría el vate, Premio Nobel de Literatura 1971. Por otro lado, el informe indica que "el análisis toxicológico da cuenta de presencia de productos farmacéuticos" para el tratamiento del cáncer, y que no se encontraron agentes químicos. Finalmente los especialistas señalaron que "no se encontró evidencia" de que el fallecimiento de Neruda no se haya debido a la "muerte natural asociada a la patología que corresponde al cáncer de próstata" que padecía el poeta. Los exámenes practicados a los restos de Neruda fueron ordenados por el juez Mario Carroza, a raíz de una querella por homicidio y asociación ilícita presentada por el Partido Comunista, en el cual militaba Neruda. La acción judicial patrocinada por el abogado Eduardo Contreras, se basó en el testimonio del chofer del poeta, Manuel Araya, quién señaló que Neruda habría sido asesinado con un químico letal, que le habría sido inyectado en la Clínica Santa María de esta capital. Tras conocer el informe pericial, el juez Mario Carroza no descartó la realización de nuevos exámenes. "Si es necesario nuevas pericias se van a hacer y el tiempo que sea necesario", indicó al señalar que tras los resultados dados a conocer hoy, no se podía aún concluir si Neruda fue asesinado o no. Si las respuestas contenidas en el informe no satisfacen a todas las partes, "tendremos que buscar otras alternativas de tal manera que esa satisfacción pueda llegar por otros caminos", señaló el juez.

Notimex