1 de abril de 2013 / 05:04 p.m.

 

El Parlamento de Corea del Norte nombró hoy a Pak Pong-ju como nuevo primer ministro y a Choi Bu-il como ministro de Seguridad, designaciones que indican la determinación del líder norcoreano Kim Jong-un de seguir consolidando su liderazgo.

Pak, un experto económico de 74 años quien reemplaza a Choe Yonq Rim, juró su cargo en el curso de la sesión anual del Parlamento, en la que también se confirmó la estrategia nacional anunciada por Kim de potenciar el crecimiento económico e impulsar el desarrollo nuclear.

El nuevo primer ministro ya ocupó este cargo entre 2003 y 2007, cuando intentó implementar reformas económicas tratando de otorgar mayor autonomía a las empresas estatales y reducir el control estatal en el racionamiento de alimentos, detalló la agencia estatal KCNA.

La designación de Pak, un aliado clave de Jang Song-thaek, tío del actual líder norcoreano, marca otro paso de Kim para cimentar su poder.

Además de Pak, medios norcoreanos anunciaron este lunes el nombramiento de Choi Bu-il, hombre de confianza de Kim Jon-un, al frente del Ministerio encargado de los servicios nacionales de seguridad de Corea del Norte.

""El nombramiento de Choi puede formar parte de los actuales esfuerzos de Kim para consolidar su poder al designar a personas de confianza para puestos clave y reemplazar a quienes sirvieron a su padre"", estimó una fuente surcoreana, citada por la agencia de noticias Yonhap.

En la Asamblea Popular Suprema de Corea del Norte (Parlamento), que sólo se reúne una o dos veces al año, los parlamentarios también apoyaron la estrategia nacional anunciada por Kim de potenciar el crecimiento económico e impulsar el desarrollo de armas nucleares.

Las nuevas designaciones en el gobierno norcoreano tienen lugar en medio de una fuerte tensión en la Península de Corea, tras las incesantes amenazas de Corea del Norte contra Corea del Sur y Estados Unidos.

El sábado pasado, Corea del Norte anunció que entraba en "estado de guerra" contra su vecino del Sur y amenazó con ampliar su arsenal de armas nucleares y lanzar ataques con misiles contra Estados Unidos y Corea del Sur.

La declaración de Pyongyang se produjo un día después de que el líder norcoreano ordenó que las unidades de cohetes sean alistadas para un posible ataque a las bases militares estadunidenses ubicadas en Corea del Sur y el Pacífico.

Este lunes, la presidenta de Corea del Sur, Park Geun-hye, ordenó al ejército de su país dejar de lado cualquier consideración política y responder con fuerza en caso de un ataque de su vecino del Norte.

En tanto, Estados Unidos anunció el envío a Corea del Sur de aviones de combate F-22 Raptor para participar en las maniobras militares anuales conjuntas de ambos países, en curso hasta finales de abril, según oficiales de las Fuerzas Armadas estadunidenses en Corea del Sur.

Las dos Coreas han permanecido técnicamente en guerra desde el conflicto de 1950-1953, el cual terminó con un armisticio -que fue nulificado este mes por Pyongyang- y no con un acuerdo de paz.

Notimex