29 de diciembre de 2013 / 02:22 p.m.

Madrid.- Una operación conjunta de la Policía Nacional española y una agencia de seguridad estadunidense permitió desmantelar la rama española de una red de hackers responsable de extraer más de 60 millones de dólares en cajeros de todo el mundo.

En la operación fueron detenidas ocho personas, dio a conocer el Ministerio español del Interior.

Señaló que esta red actuó el pasado febrero de forma simultánea en 23 países y en pocas horas se hicieron con 40 millones de dólares en 34 mil retiros de efectivo, de las cuales 446 de esas disposiciones de efectivo se realizaron en una sola noche en cajeros de Madrid, donde la rama española de la organización obtuvo cerca de 400 mil dólares.

Explicó que los ocho detenidos en Madrid seguían precisas instrucciones del líder de la red, un experto informático arrestado en Alemania capaz de vulnerar las bases de datos de entidades bancarias para inhabilitar todas las medidas de seguridad y restricciones sobre el uso de tarjetas.

Anotó que la estructura de esta red mundial nacía de una sola persona, quien definía las relaciones a mantener por el resto de miembros y el momento preciso en el que activarlos para obtener la mayor cantidad de efectivo en el menor tiempo posible, quien  a su vez era capaz de atacar las bases de datos de compañías procesadoras de los datos de tarjetas de crédito de las entidades bancarias para robar información altamente sensible.

El Ministerio español del Interior resaltó que Estados Unidos investigaba desde el año 2007 las actividades ilícitas de una compleja organización involucrada de forma regular en actividades de extracción de efectivo en cajeros automáticos.

Las investigaciones desarrolladas en Estados Unidos permitieron la identificación y posterior desarticulación a principios de mayo de la célula encargada de realizar las operaciones en la ciudad de Nueva York, compuesta por ocho individuos.

Siete de ellos fueron detenidos y el octavo, supuesto líder de la célula, habría sido asesinado en República Dominicana el pasado 27 de abril.

Por su parte, los investigadores españoles lograron identificar a las personas que formarían la célula de la organización asentada en España.

Precisó que ocho personas fueron finalmente detenidas, seis de nacionalidad rumana y dos naturales de Marruecos, en las localidades madrileñas de Mejorada del Campo y Fuenlabrada.

Además se practicaron tres registros domiciliarios en los que se decomisaron 25 mil euros en efectivo, dos lectores grabadores de tarjetas de crédito, alrededor de mil tarjetas vírgenes con banda magnética, material informático, y gran cantidad de joyas y documentación pendiente de análisis.

Asimismo, se han asegurado dos inmuebles valorados en más de 500 mil euros.

Notimex