NOTIMEX
16 de marzo de 2016 / 06:18 p.m.

Los Ángeles.- El actor mexicano Rafael Amaya desmintió que haya tenido una recaída por consumo de alcohol o drogas, y rechazó que en algún momento su personaje en “El señor de los cielos” lo haya dominado, como le ha ocurrido a otros artistas.

“Nunca me ha pasado eso. Hay que estar atento, relajado y concentrado para un mejor papel, y lo más importante: olvidarte del ego porque éste es el peor enemigo de cualquier artista”, advirtió.

“No hay ninguna recaída ni mucho menos. Mi papá fue alcohólico por 70 años de su vida y lo acaban de operar hace como un año del corazón y le pusieron cuatro bypasses”, aclaró.

“Para mí el alcohol y los excesos son muy delicados y les tengo mucho respeto”, señaló el protagónico de la cuarta temporada de “El señor de los cielos”, que fue presentada este miércoles.

“Recuerdo que sólo tuve que aclarar las cosas con una revista en México a fin de apagar el fuego, pero con esta respuesta aclaro muchas de las dudas”, sentenció con tono de molestia.

En diciembre pasado Amaya declaró públicamente que había sido hospitalizado, pero para ser atendido de una crisis nerviosa por exceso de trabajo y no por problemas de alcohol o drogadicción.

Amaya asistió este miércoles a un hotel de Beverly Hills, con actrices que participan en la nueva temporada de “El señor de los cielos”, la serie para Telemundo que abrirá en Estados Unidos el próximo 28 de marzo.

Aquí a la prensa acreditada le fueron proyectadas por 20 minutos escenas del primer capítulo, en donde de nuevo se vuelven a presentar escenas de tiroteos y persecusiones entre miembros del crimen organizado.

El actor insistió que el personaje de Aurelio Casillas nunca le ha afectado en su vida personal. “Para mí es terapia sacar todo en el set, lo que no hago en la vida real”.

“Lo que hago con Casillas me costó mucho trabajo para llegar a donde estoy, para ahora echarlo a perder con una actitud negativa que no debe ser”, aseguró.

“Todos piensan que llegamos con pistolas y bien agresivos al set y al contrario, tenemos un entorno muy relajado y divertido, muy creativo, llegas a jugar a crear y a hacerle creer a la gente algo”, dijo.

“Cuando grabamos debes estar tranquilo. Te estresas al ensayar y te relajas al ejecutar”, definió sobre la producción ganadora de un premio Emmy.

En la rueda de prensa también estuvieron Fernanda Castillo, Sabrian Seara y Vanessa Villela, quienes actuarán como Mónica Robles, Esperanza Salvatierra y Emiliana, respectivamente.

Castillo, quien ha estado desde la primera temporada, expresó que el reto actoral es seguir dando el extra en esta temporada, a fin de darle al público más y lo mejor de su trabajo.

“Nunca nos imaginamos lo que lograría esta serie para llegar a una cuarta temporada”, apuntó Castillo, quien dijo que rebasó sus expectativas en un 400 por ciento para esta temporada”, finalizó.