18 de noviembre de 2013 / 12:06 a.m.

Washington.- Decenas de casas destruidas y al menos tres docenas de heridos dejó un tornado hoy en el noreste del estado de Illinois, en el centro de Estados Unidos, reportaron autoridades locales.

El tornado, inusual para esta temporada, barrió con al menos 50 construcciones de la comunidad de Washington y un número similar en Pekin, en Illinois, dejó a muchas personas atrapadas en refugios, y derribó postes de electricidad y árboles, según los primeros reportes.

Sara Sparkman vocero del condado de Tazewell, en donde se sitúan ambas comunidades, declaró que hubo vecindarios completos arrasados, y que se han iniciado operaciones de asistencia, y aunque se reportan algunos heridos, todos tienen sólo lesiones menores.

La sala de urgencias del Centro Médico Saint Francis en Peoria reportó haber recibido 35 víctimas del tornado, incluidos siete casos con traumas no especificado.

En total, las autoridades registraron la presencia de unos 50 tornados en Illinois, Kentucky e Indiana hasta las 16:00 hora local, y que en ese último estado, al menos 13 mil personas quedaron sin suministro eléctrico.

Las autoridades lanzaron advertencias de tornado para cerca de 53 millones de residentes en diez estados del medio oeste de Estados Unidos.

El Servicio Nacional del Clima (NWS, por sus siglas en inglés) reportó la caída de granizo del tamaño de pelotas de golf, y vientos que alcanzaron velocidades de 170 kilómetros por hora en esta región.

A su vez, la televisora especializada The Weather Channel advirtió del riesgo para grandes ciudades como Chicago, Detroit, Cleveland, Indianapolis, Cincinnati, Nashville y Louisville, Kentucky.

Se espera que las tormentas disminuyan en intensidad a partir de la noche de este domingo, pero las fuertes rachas de viento seguirán en algunas partes de Nueva York, Pennsylvania, Maryland y Nueva Jersey, según The Weather Channel.

El partido del fútbol americano entre los osos de Chicago y los cuervos de Baltimore, que iba en su primer cuarto, fue suspendido por las autoridades, que evacuaron del estadio Soldier Field a los aficionados a sitios más seguros.

Notimex