25 de mayo de 2013 / 12:03 a.m.

Asunción • Agentes antidrogas paraguayos incautaron y destruyeron 36 toneladas de mariguana, en el segundo día de una operación para la erradicación de cultivos de esa droga en cooperación con la Policía brasileña y en zonas fronterizas.

En un comunicado, la Secretaría Nacional Antidroga (Senad) dijo hoy que el total de mariguana incautada y destruida en los dos días de la operación "Nueva Alianza IV" es de 62.6 toneladas, que "superan las expectativas previstas por los intervinientes".

La Senad comenzó ayer un operativo para la erradicación de cultivos y centros de acopio de mariguana en zonas boscosas del distrito de Itakyry, (departamento de Alto Paraná, este del país), que durará varios días. En el primer día de la operación fueron detenidas tres personas que trabajaban como "peones" en las plantaciones, dos de las cuales son menores de edad.

La fuente dijo que "gran parte de la población local está implicada directa o indirectamente en la actividad ilegal" y que se incautaron entre 2 y 4 toneladas de la droga en precarios depósitos en viviendas particulares.

Los agentes antidroga descubrieron también cuatro campamentos precarios de producción de mariguana en los que había al menos catorce prensas para preparar la droga antes de ser transportada a Brasil, su destino final.

En el comunicado, la Senad agregó que en los vuelos realizados a la zona durante la operación, se detectaron al menos 50 hectáreas de plantaciones de mariguana, que podrían suponer una carga de 150 toneladas de la droga.

La misión policial cuenta con el apoyo de la Policía Federal brasileña y se engloba en el marco de la cooperación regional en la lucha contra la producción y tráfico de drogas. En el último mes, Paraguay ha efectuado incautaciones de mariguana que suman casi 115 toneladas, en distintos operativos por todo el país.

El país está considerado como uno de los principales productores de esa droga en la región, con Brasil como su principal mercado. En 2012, los agentes antidrogas paraguayos se incautaron de un total de 3,118 kilos de cocaína, 125 toneladas de mariguana y 3,152 unidades de crack, y detuvieron a 458 personas en operaciones contra el narcotráfico, según datos oficiales.

EFE