AP
1 de febrero de 2016 / 01:47 p.m.

Nueva York.- Se han dado a conocer los detalles del testamento de la leyenda del rock, David Bowie: Él quería que sus cenizas se esparciesen en Bali "de acuerdo con los rituales budistas" y legó la mayoría de su fortuna a sus dos hijos y a su viuda, la supermodelo Iman, según el testamento presentado el viernes en una corte de Manhattan.

El documento de 20 páginas, presentado bajo su nombre legal David Robert Jones, valora la herencia en unos 100 millones de dólares, pero no desglosa las cuentas.

El intérprete de "Fame" le deja a su esposa la vivienda del barrio neoyorkino de SoHo que compartían, además de la mitad del resto de sus pertenencias. Su hijo Duncan Jones, de un matrimonio anterior, recibió el 25% de su herencia, lo mismo que su hija Alexandria, que también tendrá su casa del condado de Ulster. Bowie dio además 2 millones de dólares a su asistente personal desde hace años, Corinne Schwab, que también será la propietaria de las acciones del músico en una empresa llamada Oppossum Inc. La niñera de Alexandria, Marion Skene, recibirá un millón de dólares.

La camaleónica estrella transformó el sonido — y la imagen — del rock con su osada creatividad y la ambigüedad sexual de su maquillaje y vestuario. Entre sus éxitos figuran clásicos de la música como "Space Oddity", "Golden Years", "Heroes" y "Let's Dance". En los 18 meses previos a su muerte, el pasado 10 de enero, padeció cáncer. Tenía 69 años.

Bowie preparó su testamento en 2004. Dijo que si la incineración en la isla Indonesia "no es práctica" quería que sus restos y sus cenizas se esparciesen allí. Según su certificado de defunción, presentado junto al documento de últimas voluntades, su cuerpo fue incinerado el pasado 12 de enero en New Jersey.