22 de mayo de 2013 / 01:46 p.m.

Pekín • Trece personas fueron arrestadas por "difundir rumores y alterar el orden público" tras participar en una manifestación para reclamar transparencia en la investigación de la extraña muerte de una joven en los alrededores de un mercado de ropa de Pekín, informó hoy la Policía local.

Las circunstancias que rodearon el fallecimiento de la joven, que las autoridades atribuyeron a un suicidio pero que sus amigos y familiares catalogaron de violación y posterior asesinato, motivaron que centenares de personas se manifestaran en las cercanías del mercado para pedir una investigación "justa".

Uno de los arrestados es el novio de la fallecida, acusado de "difundir rumores a través de la red" para pedir a los conciudadanos de la joven, natural de la provincia meridional de Anhui, que "exigieran una respuesta más clara de las autoridades y la dirección del mercado porque él estaba insatisfecho con las investigaciones", apuntó la agencia oficial de noticias Xinhua.

Otros de los detenidos son ciudadanos originarios del mismo pueblo que la joven fallecida y hasta un ex compañero de su misma escuela, todos ellos en custodia por los mismos motivos.

La Oficina Municipal de Seguridad Pública de Pekín afirmó que la mujer, que "cayó" del edificio del mercado de ropa, se había suicidado y que la investigación policial había descartado la posibilidad de que la víctima hubiera sido asaltada o asesinada.

Las quejas por la breve investigación de la policía sobre la muerte llevaron a cientos de ciudadanos -la mayoría emigrantes procedentes de la misma provincia que la fallecida- a tomar las calles colindantes del mercado el pasado 8 de mayo, algo excepcional en la capital china que provocó el despliegue de las fuerzas de seguridad y hasta del Ejército en la zona.

La ciudadanía defendía que la joven, de 22 años, fue secuestrada por varios guardias de seguridad del mercado, y posiblemente violada y lanzada desde una de las ventanas del edificio.

Tras las protestas, las autoridades chinas difundieron imágenes del vídeo grabado por las cámaras de seguridad del mercado de ropa en las que supuestamente se ve a la muchacha la noche antes de morir, pero la ciudadanía puso en duda la autenticidad del material.

Los usuarios de la principal red de microblogging china Weibo, a pesar de la censura que se aplicó a cualquier término relacionado con el caso, explicaban que la ropa de la joven del vídeo no se correspondía con las fotos del cuerpo que distribuyeron testigos del suceso.

En el vídeo se distinguía a una joven con un vestido blanco y una chaqueta vaquera que deambulaba por los pasillos del citado mercado, de noche y sola, mientras que en las instantáneas de los ciudadanos la muchacha aparecía con una falda de color oscuro.

También agravó la polémica la "compensación" que el mercado de ropa otorgó a los familiares de la joven, de unos 400 ml yuanes (unos 65 mil dólares, 50 mil euros), a causa de su "mala gestión", que permitió que la chica se quedara en las instalaciones durante la noche, publicó el diario oficial Global Times.

Según apuntó hoy Xinhua citando el comunicado policial, todos los sospechosos confesaron sus actos y podrían enfrentarse a cargos por alterar el orden público y provocar disturbios.

EFE