14 de junio de 2013 / 03:30 p.m.

 La Policía Nacional español detuvo a un hombre que presuntamente grabó más de 160 vídeos de contenido pedófilo a través de la webcam. El arrestado, contactó en los últimos meses, en una red social, con más de 900 niños, de los que muchos fueron grabados sin saberlo.

Otras de sus víctimas eran menores, ingresados en centros de acogida o de familias desestructuradas, a los que ofrecía drogas y alcohol para ganarse su confianza y tener contactos sexuales con ellos.

La investigación se inició cuando la directora de uno de estos centros detectó un comportamiento anormal en dos menores y lo puso en conocimiento de la Policía. Tras analizar el material informático intervenido en el registro del domicilio del arrestado, los investigadores encontraron una ruta oculta en la que había una carpeta con más de mil 400 videos de contenido pornográfico, de los que cerca de 500 eran protagonizados por menores.

Durante el análisis posterior de los archivos confiscados, que se encontraban en la computadora del detenido, los investigadores lograron diferenciar a 38 niños diferentes que aparecen en las grabaciones, a los que se está tratando de identificar.

Además, la investigación reveló que esta persona había contactado con más de 900 menores durante los últimos meses a través de una plataforma social, generando a su vez más de 900 mil líneas de texto, por lo que se confirmó que utilizaba este método para conocer a nuevos niños y obtener información que posteriormente le era útil para llevar a cabo sus fines.

Redacción