13 de octubre de 2013 / 02:38 p.m.

San Petersburgo.- La policía detuvo a 67 personas después de que estallara una refriega entre activistas de los derechos de los homosexuales y sus oponentes en una manifestación en la ciudad rusa de San Petersburgo el sábado.

Los defensores de los derechos de los gays en Rusia han celebrado varias pequeñas protestas desde la aprobación de una ley en junio que prohíbe la "propaganda" homosexual dirigida a menores. Sus críticos dicen que la ley limita el derecho de libertad de expresión y reunión de los homosexuales.

El tema ha atraído cada vez más la atención internacional ante la acogida de los Juegos Olímpicos de Invierno en la localidad rusa de Sochi el próximo año. Activistas de derechos de los gays han pedido a los participantes y patrocinadores que boicoteen los JJOO en protesta por la ley.

Los disturbios en el centro de San Petersburgo empezó después de que un grupo de unos 15 activistas gays intentaron celebrar una manifestación para conmemorar el Día Internacional de la Salida del Armario.

Fueron superados en número por manifestantes anti-gay, entre ellos varios vestidos como cosacos y sacerdotes ortodoxos, que habían ocupado el lugar de la prevista concentración.

Entre los manifestantes anti-gay había varias mujeres mayores que cantaban oraciones rusas ortodoxas.

"Los homófobos rompieron la manifestación con ayuda de la policía", dijo Natalia Tsymbalova, uno de los organizadores de la demostración de los derechos de los gays.

Un portavoz de la policía dijo a Reuters que 67 personas habían sido detenidas, tanto de un grupo como de otro.

El presidente ruso, Vladimir Putin, ha negado que ley pretenda reprimir los derechos de los homosexuales.

Sondeos de opinión sugieren que la apoyan una mayoría de rusos, incluidos muchos creyentes ortodoxos rusos que consideran la homosexualidad como un pecado.

Reuters