10 de noviembre de 2013 / 10:37 p.m.

Nueva York.- Un adolescente se encontraba bajo custodia policial el domingo después de un tiroteo en una concurrida pista de patinaje en Manhattan que dejó dos personas heridas y manchas de sangre en la superficie del hielo.

La violencia el sábado en la noche en la pista del parque Bryant provocó una estampida de patinadores en busca de refugio.

Las balas alcanzaron a un adolescente de 14 años de edad en la espalda y a un hombre de 20 años en el brazo cuando el individuo armado abrió fuego en el popular parque entre la Quinta y la Sexta avenidas, detrás del principal edificio de la Biblioteca Pública de Nueva York, informaron las autoridades. Ninguna de las heridas era potencialmente mortal.

"Fue aterrador; me temblaban las piernas", dijo Raghuram Krishnamachari, que cenaba con su familia en un restaurante con vista al parque cuando escucharon tres disparos.

"Teníamos una vista de todo, vimos como ocurría y lo primero que me vino a la mente fue 'es un loco con una ametralladora y lo único que quiere es matar a tantas personas como sea posible''', dijo el residente del distrito de Brooklyn.

Krishnamachari y su familia se atrincheraron en un cuarto de baño en el acristalado restaurante y llamaron al teléfono de emergencias 911.

Contó que le preocupaba que el atacante ingresara al edificio. Vio una señal de "fuera de servicio" en un baño, que fue el lugar donde él, su familia y algunas otras personas se encerraron por unos cinco minutos, hasta que escucharon voces afuera que decían que el incidente había terminado. Al parecer el atacante se había marchado.

Las autoridades no divulgaron el nombre del adolescente, y aún faltaba que le levantaran cargos en su contra.

En un apacible y soleado domingo, la pista abrió con normalidad y el parque estaba de nuevo lleno de patinadores y otros visitantes que disfrutaban las casetas de vendedores y comían en mesas al aire libre.

Con un amplio rango de actividades que van desde películas en la hierba en el verano a conciertos y eventos especiales durante todo el año, el parque Bryant atrae tanto a los neoyorquinos como a los forasteros.

Joe Carella, portavoz de Bryant Park Corporation, la compañía sin fines de lucro que administra el parque, dijo que había unas 300 personas sobre el hielo en el momento de los disparos.

AP